jueves, 1 de junio de 2006

Gustavo Cerati: Regreso a la raíz


1 de junio, 2006 / 9 654 asistentes / Función única / 
2:15 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V. 

David Cortés
Son pocos los sobrevivientes del llamado boom del rock en español, y menos aún quienes, luego de separarse de las agrupaciones que los encumbraron, han establecido una exitosa carrera como solistas. Uno de ellos es Gustavo Cerati, ex figura frontal de Soda Stereo —que de mediados de los ochenta a la primera mitad de los noventa dejó un importante legado— y cuya trayectoria en solitario casi ha hecho olvidar a la tercia pampera. 
En su cuarta visita al Auditorio Nacional el guitarrista opta por un set de síntesis. Su obra está marcada por la sed de experimentación y aventura, misma que lo ha llevado de un pop rock directo (Bocanada, 1999), a los entramados de la música sinfónica (11 episodios sinfónicos, 2001), sin dejar a un lado su incursión en la música electrónica (Siempre es hoy, 2002); para finalmente con Ahí vamos recoger lo mejor de todos esos universos y conjugarlo con un sonido más sencillo, perlado de influencias psicodélicas y guiños al glam rock. Sin embargo, en vez de lentejuelas, luminosidad, colores chillantes y otros oropeles, Cerati escoge la penumbra como hábitat. Las luces son tenues, las pantallas que magnifican detalles transmiten en blanco y negro, el atuendo del quinteto es sobrio; incluso la espiral impresa en el CD, y que aparece intermitentemente en los gigantescos monitores, es monocromática. Cualquiera pensaría que de un momento a otro se quemarían barras de incienso sobre ese pequeño cuadrado alfombrado sobre el piso que contiene a los músicos y del que Cerati sólo sale una vez para acercarse al público e intentar un diálogo que de inicio sabe trunco. 
Si bien el argentino es parco y escatima estímulos visuales, es pródigo en lo musical. Aunque abundan las canciones de Ahí vamos —lo que motiva desconcierto en sus feligreses siempre anhelantes por los éxitos de Soda Stereo—, Cerati balancea el recital al tomar un poco de cada uno de sus discos. No obstante, la intención es clara, predominan los temas vigorosos, enérgicos, con énfasis en la guitarra y de influencia setentera; los solos en el instrumento de seis cuerdas se tiñen de acidez y hay instantes en los cuales la banda se enzarza en un jam, extendiendo la parte media de las canciones y relegando la letra: el aroma a recuento es constante, como si el cantante quisiera saldar y cerrar sus deudas con el pasado. 
En ese tránsito hay espacio para las remembranzas. Una de ellas, pobremente recibida, es un tema de Fricción, trío que en 1985 formó el cantante como proyecto paralelo a Soda Stereo y que esta noche, coincidentemente, interpretan los integrantes originales (Richard Coleman, Fernando Zalamea y Gustavo Cerati), más sus dos acompañantes. También hay sitio para homenajes y reconocimiento de los padrinazgos cuando el quinteto acomete la intro de “Spirits in the Sky” (original de Norman Greenbaum y covereada por Doctor and the Medics, Nina Hagen y Bauhaus, entre otros) y usa el riff como plataforma de lanzamiento para un tema propio que luego lo mezcla con “Jean Genie” (David Bowie), en un movimiento que pasa desapercibido a la mayoría, pero no por ello pierde efectividad. 
No faltan las concesiones, y aunque el guitarrista ha negado la posibilidad de una reunión de Soda Stereo, interpreta un par de temas de la legendaria tercia, los cuales le sirven para rematar su actuación, en la que, como postre y para atemperar los ánimos, escoge composiciones lentas, salpicadas de efectos electrónicos, ritmos fracturados y devaneos jazzísticos que le permiten juguetear con las composiciones originales hasta desfigurarlas y hacerlas irreconocibles por instantes. 
Cerati no necesita probar nada, pero aún conserva el hambre de hacer cosas y esa necesidad le ha dado vitalidad a su discografía. Sin embargo, forjado en el rock de la vieja guardia, sabe que la vigencia es otorgada por la capacidad para producir sorpresas y estar atado con firmeza a sus raíces, sin por ello negarse a avanzar. Es entonces cuando el título Ahí vamos adquiere más significado; como si dijera: “No hemos conseguido nada, pero estamos en vías de hacerlo”. 

Cronología 
1959 Nace en Capital Federal, Buenos Aires, Argentina. 
1982 Entabla relación con Héctor Zeta Bosio y Charly Alberti. Intentan varias formaciones y aunque muchos músicos desfilan (Andrés Calamaro, Daniel Melero, Richard Coleman, entre otros), finalmente constituyen Soda Stereo. 
1984 Dirigido por Federico Moura (líder del legendario grupo Virus), el trío graba su primer disco. 
1985 Aparece Nada personal y consigue Disco de Platino por sus ventas. Soda Stereo se consolida en Argentina y se apresta a tomar el mercado de América Latina. 
1986 Signos abre las puertas de Latinoamérica. En Chile, ante el fervor de sus fanáticos, la prensa habla de la “Sodomanía”. 
1990 Con Canción animal, y América Latina bebiendo de su mano, enfila sus miras hacia España. 
1992 Sin abandonar Soda Stereo, Cerati lanza Colores santos en colaboración con Daniel Melero. 
1993 Inicia formalmente su trabajo en solitario con Amor amarillo. 
1996 Hace su primera incursión en la música electrónica al unirse con los chilenos Guillermo Ugarte, Andrés Bucci y Christian Powditch. Forman Plan V y debutan con una producción homónima. 
1997 Soda Stereo anuncia su separación oficial. 
1998 Circula un segundo disco de Plan V, Plan Black V Dog, compartido con los ingleses de Black Dog. Participa en el homenaje a Police, Outlandos D’Americas, con una versión de “Bring on the Night”, al lado de Andy Summers y Vinnie Colaiuta. 
1999 Trabaja con Flavio Etcheto y bajo el nombre de Ocio dan vida a Medida universal. Edita Bocanada, que se convierte en Disco de Oro en Argentina. 
2001 Arropado por una orquesta de 42 músicos, dirigida por Alejandro Terán, graba en el Teatro Avenida, 11 Episodios sinfónicos. También se edita + Bien, banda sonora del filme del mismo nombre y nominada al Grammy Latino en la categoría de Mejor Álbum Instrumental Pop. 
2002 Con una mezcla de pop, hip-hop, electrónica y rock, graba Siempre es hoy, coproducido por Sacha Triujeque y Toy Hernández (Control Machete). 
2003 Organiza en su página web un concurso de remixes a temas de Siempre es hoy. Dos de ellos aparecen, con las remezclas de diversos músicos latinoamericanos, en el álbum doble Siempre es hoy: Reversiones. El concierto íntegro de 11 Episodios sinfónicos se consigue oficialmente en DVD. Forma, con Flavio Etcheto y Leandro Fresco, el proyecto de laptops Roken. 
2004 La recopilación Canciones elegidas 93-04, con el tema inédito “Tu Locura”, ve la luz. 
2006 Ahí vamos, su más reciente trabajo, aparece en el mercado. (D.C.

Programa 
Al fin sucede / La excepción / Bomba de tiempo / Uno entre mil / Adiós / Caravana / Ecos / Tu medicina / Toma la ruta / Otra piel / Médium / Me quedo aquí / Engaña / Té para tres / Av. Alcorta / Dios nos libre / Cosas imposibles / Vivo / Lago en el cielo / Crimen / Jugo de luna / Prófugos / Planta / Paseo inmoral / Puente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.