miércoles, 31 de mayo de 2006

Franco De Vita: El valor de la palabra


31 de mayo, 2006 / 7 021 asistentes / Función única / 
2:15 hrs. de duración / Promotor: Zarabanda Producciones S.A.

Fernando Figueroa 

En 1991, Franco de Vita llegó al Coloso de Reforma con la confianza de los éxitos radiofónicos “Louis” —sobre un taxista que sueña con ser cantante— y “No basta”, que paradójicamente no bastaron para atraer a un público numeroso. Quince años después, regresa con más comodines y un as bajo la manga: “¿Tú de qué vas?”, tema de la telenovela La otra mitad del sol, que en México lo volvió a colocar en el hit parade. Al constatar que ahora hay un buen porcentaje de butacas ocupadas, el cantautor se declara feliz de la vida y confiesa que “traía clavada una espinita”, sin entrar en más detalles. 
Nunca fue un galán arrollador, menos ahora que ya trae medio siglo sobre sus espaldas y una incipiente calvicie que lo deja fuera de ese perfil; por eso, su triunfo en este recinto cobra mayor relevancia, pues las jovencitas que le gritan piropos lo hacen motivadas, básicamente, por lo que escuchan: un músico que toca el piano y la guitarra con gran solvencia, que canta con un estilo inconfundible, y que no sólo escribe baladas rebosantes de miel sino también letras que hablan de sexo a secas y de problemas sociales, como la violencia intrafamiliar. 
Quien no está familiarizado con la producción de este artista, seguramente se impresiona al escuchar frases de “Un extraño en mi bañera”, incluido en Stop. Mil y una historias (2004): Hay un extraño aquí en mi casa, / no es el mismo que yo amé, / es otro loco que anda suelto, / y ya me veo mañana en primera plana. / Hay un extraño con alcohol entre sus venas, / y no me atrevo ni a toser, / que el último morado aún sigue marcado. El venezolano sigue poniendo el dedo en la llaga, como lo hizo en 1988 con “No basta”, cuando le propinó un mazazo a todos los papás que pensaban que era suficiente comprar a sus hijos curiosos objetos, / cuando lo que necesitan es afecto. En “Extranjero” cuenta la historia de su progenitor, quien dejó Italia durante la guerra y buscó prosperidad en Sudamérica, donde fue identificado por su acento raro. Dejó media vida en el trabajo y regresó a su terruño sólo para constatar que nadie lo reconoció a la primera, / y los niños corrían gritando / a plena luz del día: un extranjero. / Y te preguntas cuál será tu patria. 
Por supuesto que el público se enardece cuando reconoce los primeros acordes del éxito telenovelero de 2005, que habla de reencarnación y amor literalmente eterno: Si me dieran a elegir una vez más, / te elegiría sin pensarlo..., que además contiene un gran acierto poético: Si te he dado todo lo que tengo, / hasta quedar en deuda conmigo mismo. Pero también puede ser más terrenal y pragmático, como cuando dice: Y qué culpa tengo / si lo que me inspiras / es sexo, sexo. 
Suponiendo que De Vita cantara en arameo y nadie le entendiera, sus conciertos tendrían valía porque lo acompaña una banda poderosa en la que destacan saxofón, trompeta y trombón, que hacen de aditivo en el motor bien afinado. Se percibe que el líder y vocalista es un tipo que no perdió el tiempo durante su estancia en un conservatorio, y que además exige a sus acompañantes un alto nivel de ejecución en ritmos que van de la salsa al rock con escalas en el pop. 
Por si su presencia no fuese suficiente, aparecen los cantantes del programa Desafío de estrellas, con quienes interpreta “Si la ves” y, a manera de plato fuerte, hace dúo en “Ay Dios” con Diego El Cigala, quien le imprime un tono lastimero al estribillo originalmente jocoso: Que no se vaya nunca, por favor, / que no se acabe este momento, no
Tal vez muchos fans conozcan la anécdota de las hamburguesas y se identifiquen con ella. Un joven De Vita llegó a las oficinas de la agencia de representaciones Fonotalento, donde fue recibido por el productor venezolano Alejandro Blanco Uribe. “Yo tenía un piano junto a mi escritorio —narró Blanco alguna vez—, y cuando llegó él, se sentó de inmediato y se puso a tocar sus canciones inéditas. Era hora del almuerzo. De pronto me levanté y abrí la puerta de mi oficina; cayeron varias mujeres que estaban escuchando, pegadas a la puerta. Otras habían mandado a comprar hamburguesas para no perderse detalle del concierto”. 
Aquel piano y aquella oficina ahora están en Reforma y Campo Marte, donde miles confirman que esas damas tenían razón al quedarse a comer en la oficina y poder testificar el nacimiento de una estrella. 

Santo y seña 
Nombre completo: Franco Atilio de Vita de Vito. 
Fecha y lugar de nacimiento: 23 de enero de 1954, Caracas, Venezuela. 
Signo zodiacal: Acuario. 
Padres: Ferdinando de Vita y Rosa de Vito, ambos italianos. 
Estudios: Al finalizar el bachillerato, estudió piano en el Conservatorio de Caracas. 
Inicios: Aún adolescente, creó el grupo Corpus, que tocaba todo tipo de música en fiestas privadas. Luego formó Ícaro y grabó un disco en 1983, que pasó sin pena ni gloria en cuanto a ventas, aunque la crítica lo trató bien. 
Consagración: En 1984 se lanzó como solista y en Venezuela vendió medio millón de copias de Franco de Vita, que incluye éxitos como “Un buen perdedor” y “Somos tres”. 
Trampolín de telenovela: En 1986 grabó Fantasía, del cual se vendieron 650 mil copias en su país, e incluye “Sólo importas tú”, tema del culebrón venezolano La dama de rosa, que lo da a conocer en Centro y Sudamérica. 
Consolidación: En 1988 firmó contrato con Sony y grabó Al norte del sur, que incluye el hit “Louis”, y vende más de un millón de copias en Latinoamérica y en el mercado hispano de Estados Unidos. Dos años después apareció Extranjero, con “No basta”, que ganó el premio MTV al Mejor Video Latino. Le siguieron Voces alrededor de mí (1993), Fuera de este mundo (1996), Nada es igual (1999), Segundas partes también son buenas (2002) y Stop. Mil y una historias (2004). 
Éxitos sobre pedido: En 1998 escribió “Vuelve”, que dio nombre al álbum homónimo de Ricky Martin, y en 2003 le dio al boricua “Tal vez”, que también se convierte en un suceso. 
Platillos preferidos: Sushi y bacalao con papas. 
Grupo favorito: Led Zeppelin. 
Solista favorito: Elton John. 
Pasión extramusical: El futbol. (F.F.)

Programa 
Vamos al grano / Esperando el sol / Cálido y frío / ¿Tú de qué vas? / Será / Latino / Fuera de este mundo / Te amo / Con integrantes de Desafío de estrellas: Si la ves / Somos tres / Popurrí: Aquí estás otra vez - Ya lo había vivido - Esta vez - Y te pienso - Contra vientos y mareas - Sólo importas tú - Te recordaré / Sexo / Con Diego El Cigala: Ay Dios / Un extraño en mi bañera / Cómo decirte no / Te veo venir soledad / Louis / No basta / Si tú no estás / Un buen perdedor / No hay cielo / Traigo una pena.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.