viernes, 5 de mayo de 2006

Amnesia Ibiza World Tour


5 de mayo, 2006 /1 008 asistentes / Función única / 
5:30 hrs. de duración / Promotor: José Moreno García 

Solange García
Los vasos en el suelo anuncian el fin de la vigilia y los jóvenes se retiran uno a uno o en grupo sin dejar de moverse y meneando la cabeza, como signo del eco ibicenco que retumba en ellos, pues una noche loca en el club Amnesia, transmutada a la ciudad de México, no se olvida fácilmente. El trance construido con los beats tribales y sampleos bailables de Brian Cross y Marco V. ha dejado que la experiencia de estar en uno de los más representativos clubes nocturnos de música electrónica en Ibiza, la isla española famosa por su fiesta interminable, sea un hecho irrefutable. Más allá de la historia de Amnesia —discoteca fundada en los setenta por la que pasaron hippies versados en experimentar con alucinógenos y luego glamorosos bailarines disco, nuevaoleros y houseros—, su espíritu se conecta con el Lunario para recibir la gira promocional de Amnesia Ibiza. DJ Sessions Vol. 2, álbum doble recopilado y remezclado por Cross y Marco V. 
El preámbulo está a cargo de Ramiro Puente, de los pocos productores y DJs de la escena local que ha grabado en el prestigiado sello Low Spirit. Con gran calidad surca por el sonido más hipnótico y enérgico de la electrónica. Sabe moverse entre el trance más puro con el invariable protagonismo de los sintetizadores. Sus mezclas sorprenden a la mayoría que, tan pronto lo escucha, comienza a balancearse de un lado a otro. Sin embargo, no aparece alguno de sus remixes más conocidos, como el de “Tania”, del grupo Fase, que le dio fama internacional cuando Paul van Dyk lo incluyó en su set de 2002. Y aunque va en contra del principio del rave, donde el protagonista no es el DJ sino la música, la gente aprecia los estímulos visuales y auditivos, y pone atención al individuo detrás del tornamesa y al par de Go-Go dancers que por allí festinan. 
Sin dejar de tocar, Puente cede el trono a Brian Cross. El español, residente invariable del club ibicenco, mantiene la conexión y el público lo adopta al instante al corear de manera particular algunos temas. A sus veinticuatro años, Cross se siente tan identificado con sus escuchas que a ratos deja la tornamesa para bailar con ellos. Su estilo es más sencillo, limpio y con atisbos del “hedonist way of life” que impera en Amnesia. Su set muestra algunas remezclas realizadas recientemente, como “Over my skin” y “Txetxes”. 
Tras una hora dedicada al trance y progressive, el DJ holandés Marco V. entra al relevo con un euro-dance que sube más el tono de júbilo. La espiral de desenfreno absorbe al Lunario, ahora todos brincan sin control y algunos reciben un baño de cerveza. Este DJ, con más de una década en las pistas europeas, ofrece una sesión en la que se permite mezclar lo más cool del dance pop —Madonna, por ejemplo— con sus propias creaciones. Su estilo es un golpe al plexo solar pero también a las neuronas porque incita a la introspección. Así, mientras el legado de Cosmic Baby, Mark Reader, Paul van Dyk y Paul Oakenfold se deja sentir, Marco V. consigue que el recinto luzca igual que Amnesia: un oasis del olvido voluntario donde el fin de fiesta se evidencia porque los vasos yacen en el suelo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.