miércoles, 26 de abril de 2006

Juan Gabriel: 35 años con el amor en los labios


35 años: Gracias por cantar mis canciones / 26 al 30 de abril y del 2 al 7, 10 al 14, y 22 al 24 de mayo, 2006 / 
187 933 asistentes / 20 funciones (una privada) / 2:45 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V. 

Nayma González 

Su voz declara: El corazón me domina. Eso, los casi doscientos mil fans que acudimos a esta temporada, lo sabemos bien. Que no crea Juan Gabriel que nos vemos reflejados en él por menos. 
Es bien sabido que para una velada con este artista hay que llegar prevenido con pañuelos desechables, curitas, una figura de San Antonio (de cabeza, por supuesto) y no está de más un extintor contra los ardores. Bien pertrechados entonces, será fácil perderse en esos torrentes sentimentales disfrazados de canciones, y en sus consabidos soliloquios, donde no faltan el amor a la patria ni los chistes de doble sentido. 
Con esta temporada, el divo que nació para amar, aunque en una canción diga lo contrario, celebra treinta y cinco años de carrera con una vitalidad a la que podría poner marca y comercializar. Su reaparición es también significativa tras haber estado varios meses en reposo luego de que el trece de noviembre de 2005 resbaló en el escenario, en Houston, y se rompió la muñeca. Ahora está físicamente recuperado, soportando la altura del Distrito Federal y con ánimo de púber. Se le nota confidente, en su terreno, entusiasmado por estar en “México, el país de las oportunidades”. 
Una sesión de videos y fotografías que documentan su trayectoria sirve de preámbulo para arrancar con un repertorio, particularmente “Mía un año” y “Ya no te sientas sola y triste”, dedicadas de manera no explícita a María de los Ángeles de Las Heras Ortiz, alias Rocío Dúrcal. Sabemos entonces que este concierto no será sólo una celebración, sino un homenaje póstumo a “la más mexicana de las españolas”. 
Para medir la temperatura del recinto, Juanga está respaldado por un inmenso equipo de músicos y bailarines. Durante esta serie de presentaciones, en primera fila estarán sus invitados de lujo con quienes compartirá el micrófono. Esta primera vez le toca a Enrique Guzmán y juntos cantan “Juro que nunca volveré”. Repasando su vasto cancionero se detiene en dos clásicos que garantizan la ronquera general: “Yo no nací para amar” y “Querida”, pasando por una divertidísima versión de “Yo creo que es tiempo”, con el autor mostrando pierna y exhibiendo sus dotes como maestro de la dramatización, el gesto y el manejo escénico. 
En las pantallas aparecen videos y fotografías de la recién fallecida Rocío Dúrcal, la amiga y colega con quien hizo dueto en los ochenta: “Todo lo compartí con ella, mis canciones… todos son recuerdos. El veintiséis de marzo empezó la leyenda. Gracias por haber nacido y por haber amado a mi país, pero una vida como la tuya es para siempre”, asegura Juan Gabriel mientras lanza un beso hacia el cielo y entona Prefiero estar dormido que despierto, / de tanto que me duele que no estés… entrañables líneas de “Amor eterno”, epístola originalmente escrita a la memoria de su madre y que para miles de escuchas tiene la categoría de “divina”. Así despide a su adorada Marieta, como llamaba de cariño a la Dúrcal, quien a pulso se ganó el afecto y respeto del público mexicano que hoy la ovaciona de pie. 
No se puede hablar de uno o dos momentos culminantes en un concierto de Juan Gabriel. El secreto de su incansable furor sólo él lo conoce, pero cuando lo vemos arrodillado e implorando un desesperado “¡¡No me dejes!!” y comienza la gigante “Hasta que te conocí”, más vale empezar a creer en algo supremo. Y no se trata necesariamente de un clímax. Nombrarlo es prerrogativa de cada quien, pero esa melodía atormentada y acentuada con cuatro trompetas basta para mandar a cualquiera al área de cardiología. 
La jocosidad de “El palo” es seguida por esa cuchillada auto-inflingida de desamor y despecho llamada “Se me olvidó otra vez”, acompañado por el Mariachi Vargas de Tecalitlán, y la selección final no puede ser mejor: entre la devoción de “Si quieres” (Si quieres / puedo ayudarte a que me quieras, / a que me quieras un poco más…) y ese motivo de júbilo y deschongue que es “El Noa Noa”, con Juanga quemando calorías sin freno, atléticos bailarines con el torso desnudo y casi setenta personas sobre un escenario multicolor. 
El artista lleva de la mano a su gente entre el llanto y el éxtasis durante más de dos horas. Son estos momentos de emoción los que hacen de Juan Gabriel un pilar en la educación sentimental de millones, digno sucesor de Agustín Lara, José Alfredo Jiménez y Armando Manzanero. Piénsese en alguien que interpreta casi cincuenta temas en una sola noche con tanto sentimiento y pulcritud técnica. ¿De quién se puede decir lo mismo en el panorama actual de la música mexicana? Sólo de un artista: Juan Gabriel. 

De boca en boca 
Solamente una persona con sus sentimientos logra transmitir tantas emociones positivas al público. Es único, maravilloso. Mi canción favorita esta noche fue “Amor eterno”. Gracias a Juan Gabriel por compartirla con nosotros.
  Ricardo González, 47 años 

Lo he seguido desde antes de casarme. Me encantó el homenaje a Rocío Dúrcal. Qué bueno que al final se olvidaron de los malentendidos. Se nota que la quiso mucho. 
Isabel Araujo, 62 años 

Siempre le pido a Dios que lo proteja. Lo vengo a ver cada vez que puedo. Me gustaría decirle cuánto gozo con su arte y con su música que serán admiradas por generaciones 
José Luis Aguilar, 37 años 

El amor que nos transmite es enorme, que nunca olvide de dónde viene. Agradezco a la vida conocer sus canciones, su sabiduría, su talento. Lo admiro mucho. 
Gisela Carrasco, 59 años 

Gracias a Alberto por ser el ídolo de México. El corazón que nos da es el mismo que le damos. Me encanta bailar con su música. Vine desde Morelos sólo para verlo. 
Amalia Martínez Sosa, 32 años 

Me encanta “Querida” y lo que ha hecho esta noche por Rocío Dúrcal. Hicieron canciones inolvidables. Es un privilegio verlo en concierto, cantar con miles sus temas. 
María Consuelo Hernández, 43 años 

Que Dios lo bendiga por todo lo que nos ha dado. Le deseo salud y que siga con su carrera. Simplemente es el más grande. 
Hortensia Velázquez, 60 años 

Ya de antemano sabemos que va a ser un concierto de calidad. Lo he visto en carpas, en el Zócalo y varias veces aquí, y nunca deja de apantallarme su energía, su entrega. No se puede pedir más. 
Rafael Domínguez Jasso, 64 años 

Quisiera decirle que su amor es recíproco, que lo siento muy cerca de mi corazón, y seguro que Rocío lo está cuidando desde el cielo. Juan Gabriel es inmortal. 
Elsa García, 37 años 

Me gustó que haya recordado su época con Rocío Dúrcal, esas cosas no se olvidan y se nota que ambos se quisieron mucho. Vengo con mi familia y nuestra canción favorita es “El Noa Noa”. 
Camilo Flores, 34 años 

Es un hombre muy noble, con mucho carisma, mucha entrega. Por eso se le quiere tanto. Felicidades por sus treinta y cinco años en la música, que cumpla muchos más. 
Marisela Ruiz Sánchez, 46 años 

Me encanta “El Noa Noa” y “Querida”. Es un artista tan nuestro. 
Jorge Santiago, 39 años 

No sé cuántas veces me han hecho llorar sus canciones y ahora más con la manera como recordó a Rocío Dúrcal. 
María Teresa Álvarez, 61 años 

Es el ídolo de multitudes. Me siento afortunada por haberlo visto tan de cerca. Mi favorita es “Amor eterno”. 
Selene Díaz, 48 años 

Artistas en la fiesta 
En cada uno de sus conciertos, Juan Gabriel recibió a diversos invitados con quienes compartió el micrófono. Algunas de las personalidades que se unieron a la celebración fueron: 
  • Enrique Guzmán 
  • Julieta Venegas 
  • Angélica María 
  • Lucero 
  • Natalia Jiménez (La Quinta Estación) 
  • María Conchita Alonso 
  • Rocío Banquells 
  • Angélica Aragón 
  • Fey 
  • Sheyla 
  • Ednita Nazario 
  • Jose Ángel Espinosa Ferrusquilla 
  • Olga Tañon 
  • Pandora 
  • Amanda Miguel 
  • Elefante 
  • Raul Di Blasio 
  • Dulce 

Tiempo de cosecha 
Esta temporada de conciertos para celebrar 35 años de vida artística fue para Juan Gabriel una celebración continua. 
El 5 de mayo, el Honorable Cuerpo Consular de Latinoamérica y el Caribe le entregó un reconocimiento por ser “uno de los artistas más ilustres del mundo hispano” y porque, en palabras del escritor Carlos Monsiváis, durante siete lustros ha propiciado con sus canciones “el vínculo entre los pueblos”. 
El 14 de mayo, en un concierto que duró cuatro horas, María Cristina García Cepeda, Coordinadora Ejecutiva del Auditorio Nacional, le otorgó un reconocimiento a quien “con sus composiciones y don interpretativo nos ha enseñado a creer y a vivir en el amor”. Además de reconocer la inmensa aportación de Juan Gabriel a la historia de la música, su profesionalismo y entrega, señaló que este recinto es, sin duda, el escenario de sus mayores éxitos, pues desde 1992 y sumando un récord superior a los cien conciertos, más de un millón de personas lo han acompañado con sus aplausos en el Coloso de Reforma. 
El 23 de mayo el compositor mexicano recibió el Laurel de Oro y la Excelencia Universal, otorgado por el Patronato del Laurel de Oro, en nombre del rey Juan Carlos de España. La distinción le fue entregada en virtud de su carrera musical. (J.Q.)

Programa
Corazón sediento / Mía un año / Ya no te sientas sola y triste / Vienes o voy / Amándote / Querida / No me trates mal / Que sea mi condena / Lágrimas y lluvia / Vidita mía / Cuando quieras déjame / Yo creo que es tiempo / El principio / Se me olvidó otra vez / Abrázame muy fuerte / Amor eterno / Siempre en mi mente / Amor de un rato / Por qué me haces llorar / Inocente pobre amigo / No vale la pena / Caray / Costumbres / Debo hacerlo / Te lo pido por favor / Hasta que te conocí / Así fue / El Noa Noa / Fue un placer conocerte / Cuando decidas volver / Bésame / Otra vez me enamoré / El pasodoble / Me gusta estar contigo / Ahí está el problema / Mi fracaso / Hazlo por mi corazón / Yo no nací para amar / Te voy a olvidar / La diferencia / El palo / Verte una vez más / Juro que nunca volveré / Dímelo / Insensible / Tengo que olvidar / No discutamos / Mañana, mañana / He venido a pedirte perdón / Nada más decídete / Yo creo que es tiempo / Te recuerdo dulcemente / Yo te recuerdo / Cuando yo quiera has de volver / Si quieres / Madre sólo hay una. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.