viernes, 17 de marzo de 2006

Sin Bandera: En las tierras del romanticismo

17 al 19 de marzo, 2006 / 28 556 asistentes / 3 funciones / 
2 hrs. de duración / Promotor: TR Producciones, S.A. de C.V. 

Fernando Figueroa 
Aunque algunos afirman que los álbumes de este dueto son un factor decisivo para que México ocupe el tercer lugar mundial como exportador de miel, es un hecho que Sin Bandera tiene un estilo propio y ha llenado un hueco en el nicho de los cantautores locales. Si en estos lares se consumen cantidades industriales de música creada por personajes como Arjona, Ricardo Montaner, Franco De Vita y Alejandro Sanz, hacía falta que nuestro país equilibrara la balanza comercial con un producto equivalente. 
Mientras son peras o manzanas, los fans escuchan frases que desearían haber escrito, pero se conforman con un reintegro nada desdeñable: las metáforas de Leonel y Noel explican lo que cada corazón ha sentido. La mayoría sabe que una voz puede dar calor a cientos de kilómetros, que es inmenso el miedo a perder un amor que todavía no se posee, que existen sirenas capaces de borrar cualquier condena, y otras a las que hay que soltarles la mano (o la aleta) de inmediato. 
Tres fechas en el Auditorio Nacional para un dueto que apenas tiene un lustro de existencia es sinónimo de éxito indiscutible. Sin embargo, los cantautores saben que está a prueba Mañana, tercer álbum de estudio que difícilmente alcanzará lo logrado por sus dos primeros —Sin Bandera y De viaje—, con ventas que rebasaron el millón de copias en cada caso. En entrevistas han dicho que su compañía discográfica los apoya, pero también sugiere cambios que ambos sopesan antes de tomar alguna decisión; uno de los temas nuevos (“No voy”) refleja ese dilema: Si para conseguir ser número uno / tengo que dejar de dolor morir a mi amor, / si el precio por tener fama y fortuna / es dejar de ser lo que quiero ser, / no voy. Según Leonel, “las empresas hablan de números, y los artistas, de emociones”. 
Y emociones son las que fluyen en este concierto de los reyes de la balada romántica, quienes también son buenos instrumentistas; Noel podría ganarse la vida en los teclados, y Leonel no es un virtuoso guitarrista, pero cumple satisfactoriamente; tras ellos, bajo, batería y otra guitarra sirven para crear un sonido que va más allá del café cantante. 
A Sin Bandera se le notan las tablas adquiridas en casi seis años de carrera; no fue casualidad que llenara recintos de mediana y gran capacidad en Centro, Sudamérica y varias ciudades de Estados Unidos, ni que dominara al monstruo de la Quinta Vergara en el Festival de Viña del Mar 2006, que exigió para ellos una Gaviota de Plata. Tampoco fue fácil que miles de españoles lo escucharan con atención y respeto, como teloneros de Alejandro Sanz, en la plaza de Las Ventas de Madrid y en el Palau Sant Jordi, en Barcelona. 
Cantar permanentemente al amor conlleva el riesgo de regodearse en una tendencia monotemática en las letras. Con los títulos de las canciones de Sin Bandera es posible inventar una canción: A ti, como voy a odiarte, Sirena. Cuando ya no te esperaba, te vi venir. Entra en mi vida. Tócame. Por fortuna, los seguidores del grupo piden más constancia que variedad, y siempre habrá una musa a quien se le entonan loas o súplicas, acompañadas de melodías que, gracias a la radio, están incrustadas en algún lugar del inconsciente colectivo. 
Leonel y Noel proyectan sencillez y buena vibra; el segundo, originario de Buenos Aires, comenta: “Desde hace más de siete años vivo aquí y toda la gente siempre me hizo sentir en casa; hace unos cuantos días me dieron un papel que dice que ya soy mexicano, así que ahora ya lo soy legalmente, pero sólo fue una confirmación de algo que mi corazón ya sentía”. La ovación que siguió a tales palabras fue estruendosa y sirvió de preámbulo al melancólico “Que me alcance la vida”. 
Otros temas de Mañana, como “Magia” y “Tócame”, fueron coreados por una pequeña parte del público, pero las voces anónimas crecieron en forma proporcional cuando se trató de entonar éxitos como “Amor real” y “Mientes tan bien”. Quisieron cerrar con “Junto a ti”, acompañados por el puertorriqueño Vico C (tal como aparece en Mañana), pero los gritos multitudinarios consiguieron un encore que para muchos justificó su glotonería romántica: “Kilómetros”, “Que lloro” y “Entra en mi vida”. 
En el primero y el tercer conciertos hubo otro dúo, Jesse & Joy, hermanos que se mueven en el pop-rock, que sólo interpretaron tres composiciones en su discreto papel de teloneros. En el segundo show, la abridora fue Lena, cantautora cubana que se dio a conocer por el dueto que hizo con Alejandro Sanz (“Tu corazón”); en el Coloso de Reforma mostró mucho sabor afroantillano con “Ororeyra” y una vocación musical que le brota por los poros. No por nada es nieta de Elena Burke. 

Santo y seña 
Nombres: Leonel García y Noel Schajris. 
Fecha y lugar de nacimiento: Leonel nació en la ciudad de México, el 27 de enero de 1975. Noel, el 19 de julio de 1974, en Buenos Aires. 
Estado civil: Leonel es soltero; Noel, casado. 
Antecedentes musicales: Leonel hacía jingles y grabó un disco como solista que jamás fue editado; Noel lanzó un álbum que pasó sin pena ni gloria. 
Origen del nombre: Según sus propias palabras: “La música no tiene bandera, tampoco el amor, ni todo lo que es importante en la vida; por eso quisimos llamarnos así”. 
Creador del concepto musical: El productor Áureo Baqueiro. 
Discografía como dueto: Sin Bandera (2001), De viaje (2003), Mañana (2005). En noviembre de 2006 apareció el álbum Pasado, con covers a temas de Miguel Bosé, Ricardo Montaner, Franco de Vita y Alejandro Sanz, entre otros. 
Estudios: Noel estuvo en el Conservatorio de Buenos Aires, pero no se graduó; Leonel es licenciado en publicidad. 
Principales premios: Sus dos primeros discos ganaron el Grammy Latino al Mejor Álbum Vocal de Dúo o Grupo, más otros galardones de Billboard Latino, MTV Latinoamérica y Lo Nuestro. 
Comida favorita: Leonel: platillos mexicanos y toda clase de mariscos; Noel: comida yucateca, italiana e hindú. 
Aficiones: A Leonel le apasiona el cine de Stanley Kubrick; Noel ama el futbol soccer y el basquetbol. Leonel se levanta tarde y le gusta quedarse en casa; Noel es madrugador y prefiere andar en la calle. “Somos como el día y la noche”, han declarado. 
Signo del zodiaco: Leonel es Acuario; Noel, Cáncer. (F.F.

Programa 
Jesse & Joy, teloneros (primera y tercera fechas): Cielo azul / Mi sol / Espacio sideral 
Lena (segunda fecha): Puedo jurarlo / ¿Qué será de mí? / Arrepentido / Ororeyra / Tu corazón 
Sin Bandera: Magia / Cómo voy a odiarte / A ti / Amor real / Ves / No, no / Que me alcance la vida / Abc / No voy / Cuando ya no te esperaba / Suelta mi mano / Tócame / Sirena / Te vi venir / Mientes tan bien / Junto a ti / Kilómetros / Que lloro / Entra en mi vida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.