miércoles, 29 de marzo de 2006

Aterciopelados: El terciopelo del trópico


29 de marzo, 2006 / 3 222 asistentes / Función única / 2 hrs. de duración /
 Promotor: Festival de México en el Centro Histórico A.C. 

Alejandro González 
Andrea Echeverri canta en el centro del escenario mientras sus pies se mueven discretamente, impulsados por el ritmo caliente de las percusiones. Su cómplice, Héctor Buitrago, la observa de reojo y pulsa el bajo con la cadencia que ella estimula cuando se acerca al micrófono. Habla de la candela que quema, y este par de colombianos la procuran; la candela húmeda, la que, lejos de aplacarse, eleva su temperatura si se acompaña con sonidos de origen electrónico cubiertos con la melancolía del bolero y la aspereza del rock. Ahí están Andrea y Héctor, apenas acompañados por un sujeto tras los tambores y otro más, encorvado sobre su guitarra. Aterciopelados en el Auditorio Nacional con un listado de piezas donde no sólo se encuentran sus grandes éxitos en más de diez años, sino guiños al debut de Andrea como solista. Ese es el plan: injertar ambos catálogos y engrosar el repertorio. 
Tras comenzar con “La pipa de la paz”, Andrea arruga el gesto y emite un suspiro. En una revisión fugaz advierte que hay suficientes butacas vacías como para hacer una petición extraordinaria. Separa sus dedos de la guitarra y solicita a la gente que se aproxime al grupo. La audiencia obedece, salta filas hacia adelante hasta donde le es posible y en diez segundos se observa a una masa compacta cerca del escenario, enfocando la mirada hacia un corazón rosado dispuesto atrás de Buitrago. Con “Ya yo no”, del disco como solista de la delgada cantante, se hace patente el profundo amor a su hija, Milagros, y éste se mantiene en el aire con “A eme o”, “Tanto amor” y “Lactochampeta”. 
Andrea es quien representa físicamente a Aterciopelados, y en vivo es la encargada de extender la mano y humildemente agradecer la asistencia y atención de sus seguidores, urgidos de saltar al ritmo de esos clásicos que les hicieran ligeras las horas de fastidio a la mitad de los noventa. Aterciopelados visita los temas con mayor significado en su discografía, pero les aplica suficiente maquillaje para que su público no acaricie una vez más el mismo rostro. Con dichos cosméticos —ritmos, instrumentos y ambientaciones— repasan “El álbum” con aires árabes; “Estuche”, revestida con gaitas; “Rompecabezas” posee acento de reggae, y “Florecita rockera”, originalmente un conato punk, esta vez es una despreocupada invitación al baile que de paso ayuda a aplacar el hastío presente de esa audiencia otrora adolescente: la oficina. 
Conforme el programa transcurre, el rango de infección del sonido aterciopelado sobrepasa el circuito de escuchas apasionados y hasta los más renuentes sacuden las suelas. Lo saben bien los fans: “Bolero falaz” es demoledor por el coro que se repite a buen volumen cuando una sana borrachera tiene lugar: Que si vengo, que no voy / que si estoy, que me pierdo. / Que si tengo, que no doy / que si estoy, que me vengo. Estas palabras anuncian el final. Tras una salida en falso, regresan con “La estaca” y “Gozo poderoso”. Pretenden retirarse definitivamente, pero a esas alturas el público es suyo ¿cómo dejarlo así? Los que solicitan que el dúo vuelva han pagado su asiento a sabiendas de que al día siguiente Aterciopelados estará en el Zócalo capitalino, gratis. Hay un bis de “Florecita rockera” muy cerca de la versión original. Y con los voltios encima, queda claro que el rock así, a secas, ya le queda chico a Echeverri y Buitrago. Lo de ellos es la candela, la que mece con cadencia; la de percusiones calientes disparadas desde un sintetizador, la misma que esta noche arrojan para que el sudor escurra desde las sienes de quienes gritan sin pena mientras bailan: ¡Eres candela que quema! 

Cronología 
1990 Una vez terminados sus estudios de bachillerato, Héctor Buitrago toca el bajo en Brigada Criminal y La Pestilencia. Andrea Echeverri estudia Bellas Artes en la Universidad de Los Andes. Ambos forman Delia y Los Aminoácidos. Con ese concepto deambulan por los bares de Bogotá. 
1992 Cambian su nombre a Aterciopelada Flor de la Pasión y después a Aterciopelados. Así registran su debut discográfico, Con el corazón en la mano. Con el que empiezan a hacer ruido en el circuito local de rock. 
1994 Aterciopelados se alía con Federico López, quien produce El Dorado, que cuenta con más presupuesto y muestra más calidad en las composiciones. Contiene un par de clásicos: “Bolero falaz” y “Florecita rockera”. Su sonido se muda de los bares a MTV. 
1995 Participa en la primera edición del Festival Rock al Parque, en Colombia, ante más de 80 mil personas. 
1996 Con millones de oídos pendientes de su sonido pone a la venta La pipa de la paz, grabado en Inglaterra y producido por Phil Manzanera, guitarrista de Roxy Music. 
1998 El dúo se encierra con Andrés Levin en un estudio de Nueva York. De allí sale Caribe Atómico, que incorpora texturas y ritmos electrónicos a su sonido. Además se integra a la gira Calaveras y Diablitos por España, al lado de los Fabulosos Cadillacs y Julieta Venegas. 
2000 De regreso, Buitrago toma el mando de la producción de Gozo poderoso. Con éste, el dueto se lleva a casa un Grammy Latino en la categoría Mejor Grabación Rock por un Dúo o Grupo. 
2001 Protagoniza en España, junto a Julieta Venegas y Amaral, la gira Fémina Rock. 
2002 Buitrago da a conocer Entrecasa, sello que proyecta a artistas ligados a la música electrónica de manufactura doméstica. Paralelamente, aparece Evolución, antología de éxitos. 
2004 Colombeat es el título que Entrecasa lanza como punta de flecha, muestrario puntual de la escena electrónica de Bogotá. 
2005 Echeverri saca su disco debut homónimo bajo la producción de Héctor Buitrago. Un trabajo que retrata la experiencia de ser madre y tener a su lado una pareja estable. 
2006 Buitrago afina los detalles de su proyecto solista, Conector, editado en Entrecasa. Tanto Héctor como Andrea recalcan que Aterciopelados seguirá pese a la existencia de proyectos alternos a él. (A.G.) 

Programa 
La pipa de la paz / Ya yo no / Luz azul / El estuche / Menos mal / Maligno / Lactochampeta / Tanto amor / El álbum / A Eme O / Baracunatana / Amortiguador / Baby Blues / Bolero falaz / Ojalá / Candela / Rompecabezas / Florecita rockera / La estaca / Gozo poderoso / Florecita rockera (bis).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.