domingo, 6 de noviembre de 2005

Eagles: Si el infierno se congeló…


6 y 7 de noviembre, 2005 / 16 263 asistentes / 2 funciones /
 2:30 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V. 

Jorge R. Soto 
En la primera etapa de su carrera (1972-1980), The Eagles sólo grabó seis álbumes en estudio y uno en directo. Cinco de ellos llegaron a la cima de las listas de popularidad en Estados Unidos y convirtieron a la banda en una de las más exitosas de los setenta. El futuro se presentaba promisorio. Sin embargo, las tensiones internas condujeron a su disolución en 1982. Pasado el tiempo, a Don Henley, que había forjado carrera como solista, le preguntaron cuándo se volvería a reunir con sus ex compañeros y contestó: “Cuando el infierno se congele”. En 1994, con motivo de un concierto para un canal de videoclips y haciendo a un lado los rencores, el grupo californiano se juntó y puso a la venta Hell Freezes Over, que luego se convirtió en el DVD musical más vendido en la historia. Once años más tarde, Don Henley (batería y voz), Glenn Frey (guitarra y voz), Joe Walsh (guitarra) y Timothy B. Schmit (bajo), junto a catorce trailers y sus grandes éxitos, se embarcaron en el Farewell Tour I, que los trajo por primera vez al Auditorio Nacional. 
Miles de “adultos contemporáneos” —como son denominados por los expertos en mercadotecnia—, ávidos de encontrar fragmentos de la música que les acompañó en la adolescencia y gente más joven creaban un ambiente de festiva expectación. Detrás del escenario, pantallas rectangulares y cuadradas de diversos tamaños, mientras el largo brazo de una steady cam realizaba movimientos de calentamiento. 
Catorce minutos después de la hora anunciada, y frente a la multitud vociferante, la sonrisa de los músicos era evidencia de agradecimiento ante la cálida recepción, aunque nada había pasado aún. “Take It Easy”, con la que cerraban sus conciertos en los setenta, dejó en claro que el viaje al pasado iba a compensar la espera de casi tres décadas. La duda en torno a si las voces habían mermado después de tantos años se disipó cuando Don Henley cantó “Witchy Woman”. Sonó tan bien como en 1972, cuando fue grabada. 
The Eagles siempre fueron criticados por su obsesión hacia lo perfecto y por no tomar riesgos, pero esta vez el público no venía en busca de experimentos sino a recuperar imágenes, sonidos, éxitos entrañables y no quedó decepcionado, pues el conjunto llegó bien pertrechado: la sonorización era de una nitidez digna de grabación digital; el guitarrista Steuart Smith —el quinto Eagle desde que volvieron a las giras— mostró gran habilidad para duplicar milimétricamente los solos por todos conocidos, y en “One of These Nights” se sumó un ensamble de doce elementos, incluyendo tres saxos y una trompeta, para aumentar grosor a la jornada. 
Antes del intermedio, “The Long Run” puso a bailar a todos mientras los metales engrasaban los engranajes de country, rhythm and blues y rock. Este momento dejó hambrienta a la audiencia para la segunda parte. De regreso, Frey, Henley, Walsh y Schmit se situaron en el proscenio mientras las pantallas proyectaban atardeceres idílicos y escenas urbanas a la velocidad de la luz. En “Tequila Sunrise”, oda al coctel y a sus efectos, Bill Armstrong le añadió una pizca de trompeta ameriachi al estilo de Herb Alpert. Schmit anunció entonces que era el cumpleaños de Glenn Frey. De inmediato un coro gigantesco entonó “Happy Birthday” combinado con “Las mañanitas”, ante la sonrisa del festejado que comentó acerca de “Take It to the Limit”: “Mi esposa bautizó a este tema como la canción de la tarjeta de crédito”. 
En “Life’s Been Good”, Joe Walsh se colocó un casco con una cámara encima que dirigía al público para que éste se viera proyectado en las pantallas. La euforia continuó con “Funk 49”, en la que Walsh payaseó un poco para recordar sus días en el trío James Gang. “Heartache Tonight”, rhythm & blues blanqueado con Frey en la voz, puso de pie a todos. Pasadas las diez de la noche, los músicos se retiraron en medio de una gritería que suplicaba más, por lo que regresaron sin hacerse mucho del rogar. Llegó entonces el momento culminante. La canción más esperada surgió de la penumbra con una trompeta hasta que un rasgueo de guitarra desveló el surrealismo de “Hotel California”. Delirio colectivo. Una nueva despedida en falso sirvió para regresar con un par de temas y terminar con la balada lastimera de Henley que da título al segundo álbum del grupo: “Desperado”, coreada por los devotos. El vuelo había terminado, las expectativas estaban colmadas y el cuarteto californiano mostró que su obra es indestructible y resistente a la prueba del tiempo. 

Cronología 
1971 Glenn Frey (guitarra y voz), Don Henley (batería y voz) y Randy Meisner (bajo y voz) coinciden en la banda de la cantante Linda Ronstadt durante una gira por la Unión Americana. Con la inclusión de Bernie Leadon (guitarra, mandolina y banjo) deciden formar The Eagles. 
1972 De Eagles, su álbum debut, destacan “Take It Easy” y “Witchy Woman”. Don Henley sólo canta un par de temas. 
1973 Desperado incluye éxitos como “Tequila Sunrise” y el que da título al disco. 
1974 En On The Border se integra el guitarrista Don Felder, quien había tocado con The Continentals, The Flow y Stephen Stills. 
1975 “One of These Nights” —del disco homónimo— obtiene un Grammy por Mejor Interpretación Vocal Pop por un Grupo o Dúo. 
1976 En febrero se edita la antología Eagles: Their Greatest Hits 1971/1975, uno de los álbumes más vendidos de la historia. Bernie Leadon abandona al grupo y es remplazado por Joe Walsh. A final de año, Hotel California se vuelve favorito de la crítica y público. Un año después recibe un Grammy como Mejor Grabación del Año. 
1979 The Long Run incluye el éxito “Heartache Tonight”. Randy Meisner es substituido por el bajista Timothy B. Schmit. 
1980 Como testimonio de una extensa gira por EUA, aparece Eagles Live
1982 En mayo se anuncia que las fricciones de egos han provocado la desintegración del grupo. Todos comienzan carrera como solistas. 
1994 The Eagles se reúne y participa en un programa especial de la cadena MTV. Hell Freezes Over es resultado de ese concierto. Una nueva y triunfante gira por Estados Unidos. 
2001 Don Felder es expulsado. La alineación queda así: Joe Walsh, Glenn Frey, Don Henley y Timothy B. Schmit. 
2004 Comienza su gira Farewell Tour I; se presenta en Australia y filman tres de sus conciertos para un DVD. 
2005 Se presenta por primera vez en México y hacen nido en Auditorio Nacional. (J.R.S.

Programa 
Take It Easy 
Witchy Woman 
Peaceful Easy Feeling 
One of These Nights 
New Kid in Town 
I Can’t Tell You Why 
Lyin’ Eeyes 
The Boys of Summer 
In the City 
The Long Run 
Tequila Sunrise 
Love Will Keep Us Alive 
Take It to the Limit 
Walk Away 
Life’s Been Good 
Dirty Laundry 
Funk 49 
Heartache Tonight 
Life in the Fast Lane 
Hotel California 
Rocky Mountain Way 
All She Wants to Do Is Dance 
Already Gone 
Desperado 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.