viernes, 12 de agosto de 2005

Orgullosamente Mexicano: Elogio a la nostalgia


Noche de éxitos / 12 y 13 de agosto, 2005 / 18 121 asistentes / 
2 funciones / 3:45 hrs. de duración / Promotor: Soliq, S.A. de C.V. 

Fernando Figueroa 
Es verdad que más tiene el rico cuando empobrece que el pobre cuando enriquece. Aunque Yuri ha visto pasar sus mejores años en cuanto a grabación y venta de discos, la potencia de su voz es la misma y no ha perdido gracia ni simpatía. Por si eso fuera poco, sus espectáculos aún son un dechado de profesionalismo e inversión monetaria; el público ve un gran despliegue coreográfico con cambios de vestuario tanto de ella como de sus bailarines, además de autos de colección y hermosos caballos utilizados en la escenografía. Con estos recursos, la cantante veracruzana sólo debe elegir temas pegadores entre los muchos que ha grabado durante 27 años. El éxito está garantizado. 
Se puede no ser admirador de Yuri, pero es un hecho que en alguna época su voz impregnó el aire de manera persistente, así que no sólo sus fans le hacen coro sino también quienes asisten para ver a Mijares, a Cox o para hacer una crónica. De pronto uno se descubre cantando frases aisladas de “El apagón”, “Detrás de mi ventana” y hasta “Maldita primavera”. La sorpresa de la larga noche llega cuando La Güera concluye “¿Quién eres tú?” y la gente alarga el aplauso durante tres minutos, hasta el punto de hacerla llorar. Conmovida sólo atina a decir: “Gracias por tener memoria”. 
Mijares también le apuesta a éxitos como “El rey de la noche”, “Que nada nos separe”, “No se murió el amor” y “El breve espacio”, además de presentar canciones que José José incrustó en el inconsciente colectivo y que forman parte del disco Honor a quien honor merece. 
El de Yuri y Mijares es un show compartido en el que de manera intermitente unen sus voces para interpretar “La Bella y la Bestia” (“¿Adivinen quién es quién?”, pregunta Yuri), “Te quiero así” y “Para amarnos más”. Mijares no sabe sincronizar sus pasos de baile con la música pero lo suyo es proyectar energía, así que sus admiradoras se emocionan cuando brincotea al tiempo que canta “Uno entre mil”, “Bella” o “El rey de la noche”, y se derriten cuando se pone romántico con “No hace falta” y “Tan solo”. 
Muy cerca de cumplir cuarenta años, Yuri conserva una estupenda figura que le permite preguntar: “¿Qué tal estoy?, ¿verdad que aguanto un piano?”, provocando piropos y silbidos de admiración. Alguien le grita: “Estás preciosa y además tú sí cantas”. Mijares ha bajado unos cuantos kilos en los últimos meses, se ve en buena forma física, pero no tiene empacho en reírse de sí mismo: “Antes no me cansaba, quién sabe por qué ahora sí”. Los cantantes se sienten arropados por la gente que los quiere, admira y sigue “hasta el confín del mundo”, como dice uno de los temas de Mijares. 
El concierto lo abrió Cox, joven intérprete que por su repertorio entra en este ambiente nostálgico. Un público respetuoso permitió que cantara “Quiero dormir cansado” y “Un gato en la oscuridad” con un toque distinto al que en su momento le dieron Emmanuel y Roberto Carlos, respectivamente. Después se paseó entre las butacas para recordar a Camilo Sesto con “Jamás”, a José Luis Rodríguez con “Mi amigo el Puma” y a Raphael con “Mi gran noche”, mientras en las pantallas se mostraban escenas orgiásticas. Cox se fue y regresó sin que nadie lo pidiera. Remató con “Como yo te amo” y “Dueño de nada”. 
El escenario quedó listo para que La Güera y el esposo de Lucero se regodearan casi hasta la medianoche. 

Noche de premios y de Ana Bárbara 
Veinticuatro horas antes del concierto de Yuri, Mijares y Cox, la fundación Valores Orgullosamente Mexicano A.C. entregó reconocimientos a personalidades del cine, música, pintura, deporte, ciencia y negocios. Cantantes y grupos participaron en el acto, conducido por Montserrat Oliver. 
Kabah interpretó “La calle de las sirenas” y luego, en compañía de la explosiva Alejandra Guzmán, “Al pasar”. La Guzmán entregó a su mamá, Silvia Pinal, un reconocimiento por su trayectoria como actriz y productora, y la intérprete gritó a voz en cuello: “¡Mi mamá es la única diva viva!”. Lorenzo Negrete, nieto de Jorge Negrete, interpretó “México lindo y querido” con una voz muy similar a la de su abuelo. Tres de Copas presentó “Cómo agradecer”, “Amor mío” y “Cómo quisiera”, mientras que el dueto Lu entregó sus éxitos “Será” y “Por besarte”. Lidia Ávila, ex integrante de OV7, mostró su belleza y muchas ganas al cantar “Para qué” y “Serenata huasteca”. 
En la ceremonia destacó el mensaje del arquitecto Luis Orvañanos, quien recibió un reconocimiento por su actividad empresarial en el área de la construcción. Señaló que los verdaderos héroes en el mundo de los negocios son los pequeños y medianos empresarios, quienes trabajan de sol a sol para poder cubrir la nómina de sus empleados y sacar adelante sus operaciones. 
Como epílogo, un espectáculo de Ana Bárbara, quien en una hora mostró belleza, sensualidad y una voz algo más que entonada. Fueron coreados “La carcacha”, “La trampa” y “Cómo me haces falta”. Un popurrí con piezas de Juan Gabriel calentó los ánimos de empresarios, empleados de alto rango y escuchas de una estación radiofónica. Con su pequeño hijo Emiliano hizo dueto en “Pedazos de mi alma” y siguió con “Me asusta pero me gusta”, “Bandido” y “Sacúdeme”, mientras hacía lo propio con su escultural cuerpo. (F.F.

Presea VOM 
El 12 de agosto la fundación Valores Orgullosamente Mexicano A.C. entregó un trofeo, diseñado por el escultor Javier Arenas Pérez, a las siguientes personas: 

Al cine: Mario Moreno Cantinflas (recibido por Roberto Moreno Laparade, sobrino del cómico). 

Al deporte: Carlos Hermosillo y Doramitzi González (quien no asistió por estar compitiendo en el extranjero). 

Al arte: Martha Chapa. 

A la música: Armando Manzanero (quien envió un mensaje videograbado). 

A la ciencia y tecnología: Luis Herrera Estrada. 

Al teatro y televisión: Silvia Pinal. 

A los negocios: Arq. Luis Orvañanos. 

Programa 
Cox 
Quiero dormir cansado 
Un gato en la oscuridad 
Hoy tengo ganas de ti 
Jamás 
Mi amigo el puma 
Mi gran noche 
Hazme una señal 
Como yo te amo 
Dueño de nada 

Yuri 
Hola 
Esperanzas 
Imposible amarte como yo 
¿Quién eres tú? 
Detrás de mi ventana 
Maldita primavera 
Que no quede huella 
Hombres al borde de un ataque de celos 
Aire 
El apagón 
Todo mi corazón 
Yo te pido amor 
No puedo más 
Es ella más que yo 
Cuando baja la marea 
Todo mi corazón 
El amor de mi vida 
Perdóname 
Quererte a ti 
Todo mi corazón 

Mijares 
El rey de la noche 
No se murió el amor 
Almohada 
Que nada nos separe 
Bella 
Tan solo 
Encadenado 
Volcán 
El breve espacio 
Soldado del amor 
Amar y querer 
No hace falta 
El privilegio de amar 
Uno entre mil 

Yuri y Mijares 
Te quiero así 
Para decir adiós 
Y llegaste tú 
La bella y la bestia 
Para amarnos más
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.