viernes, 10 de junio de 2005

Los Tigres del Norte: El corrido, bueno en todas las estaciones


Directo al corazón / 10 al 12 de junio, 2005 / 38 107 asistentes / 4 funciones / 
2:00 hrs. de duración / Promotor: Promociones Artísticas MJ 

Patricio Ruffo Healy 
“Somos el pulso del pueblo”, dijeron alguna vez Los Tigres del Norte. Será por eso que el Auditorio Nacional parece hoy un corazón latiendo. El pueblo de todas las edades, colores, regiones y clases sociales se ha reunido porque esta noche Los Tigres se presentan por primera vez aquí. A la capital vienen con frecuencia como figuras estelares en bailes multitudinarios de hasta cien mil personas, pero no es lo mismo aparecer ante un público de concierto. 
No hay parafernalia escenográfica. Los instrumentos están colocados como en cualquier tarima de baile popular porque Los Tigres así son: sencillos, sinceros, humildes. A pesar de ser los Jefes de Jefes y contar con más de cincuenta y cinco álbumes, innumerables premios y catorce películas, nunca han dejado de ser los cuatro hermanos Hernández y el primo de Rosa Morada, Mocorito (Sinaloa), quienes hace más de treinta y seis años formaron un grupo para ayudar a la economía familiar. Jorge Hernández es director, primera voz y acordeonista; Hernán se encarga del bajo eléctrico; Eduardo toca saxofón y acordeón; Luis, el bajo sexto, y su primo Óscar Lara la batería. A excepción de este último, todos cantan. 
Uno de los logros del grupo ha sido el de recuperar el corrido que, aunque seguía vivo en las zonas rurales del norte, ellos adaptaron a su estilo e instauraron como tendencia musical. Primero fue el narcocorrido que, a pesar de estar censurado por iglesia y radiodifusoras, tiene todavía enorme demanda. Después hablaron de los conflictos que enfrentan los inmigrantes que cruzan la frontera con Estados Unidos en busca de mejores oportunidades; realidad que los hermanos Hernández, residentes de San José California, han sufrido en carne propia. Y luego, al darse cuenta del enorme potencial del género como medio de denuncia, enfocaron su crítico ojo felino hacia las truculencias de la política nacional. 
Cuando hacen su aparición, el siempre sereno Jorge anuncia su primer gran clásica: “Contrabando y traición”, la historia de Camelia la Tejana, una hembra de corazón que comenzó siendo un mito en las rancherías de la sierra y ahora tiene carácter mundial. Lamentablemente, el sonido de Los Tigres está diseñado para enormes espacios de baile y carece de la ecualización para un recinto cerrado y con buena acústica como éste. Instrumentos y voces se empastan y no se entienden las letras, pero las parejas se levantan y bailan, pegaditos, al estilo norteño. Los muchachos de seguridad intentan sentarlos. Es inútil. El tigre ya anda suelto. Jorge lo sabe y aclara que está bien que bailen, y los guardias comprenden que es mejor dejar la fiesta en paz. 
Los Tigres recorren sus piezas, entre las que están “Rosita de Olivo”, “Prisión de amor”, “El carro rojo”, que nos hablan de sinsabores del amor, de penurias que sufren los emigrantes ilegales o del narcotráfico. “Gracias por apoyar un sueño más realizado”, nos dice Jorge, “uno más para la colección”. Y siguen con canciones grabadas hace tiempo como “La mesa del rincón” y “Pacas de a kilo”. También presentan “La manzanita”, cumbia norteña muy reciente, y la canción a la que deben su apodo: “El jefe de jefes”, que habla de un matón, personaje contrario a Los Tigres, quienes son jefes pero de vida y alegría. Jorge señala: “Hay políticos que trabajan, pero otros resultan ser unas ratas. A México lo han robado tres siglos y no se lo han acabado”. 
Además de los temas candentes de la política, tienen otra carta en la mano: un enorme repertorio de baladas románticas. Una de ellas es “Quiero volar contigo”, escrita por Luis. A él le corresponde cantarla para que bailen los enamorados. Pero sus temas son variados: “La baraja bendita” toca lo bíblico; algunas son temas de películas, como “De paisano a paisano” o “Tres veces mojado” (acerca de un centroamericano que tiene que cruzar tres ríos para llegar a Texas); otra es un homenaje a la novela La Reina del Sur, de Arturo Pérez Reverte, que fue inspirada por ellos y les abrió las puertas de España y del mundo. 
Les piden a gritos sus corridos de denuncia y se avientan uno de los más polémicos, “El circo”, que habla del ex presidente Salinas de Gortari y de los sucesos que provocaron el encarcelamiento de su hermano Raúl. También tocan “Pacto de sangre”, sobre las muertas de Juárez, y la muy reciente “La neta de las netas” que, además del intento de desafuero a López Obrador, critica la falta de definición de algunos gobernantes: Faltan gallos giros, prietos, colorados, bien entrenados... que aguanten los embates del poder y la ambición... Cierran el programa con “América”, rocanrol interpretado al estilo Sinaloa, que versa acerca del viejo sueño bolivariano de una América para todos los americanos. Pero claro que no es la última. Mujeres, hombres, niños y viejos han convertido escaleras, accesos y pasillos en un salón de baile y quieren más música. Los Tigres ofrecen “La puerta negra”, “La sorpresa” y continúan con varias más, despidiéndose con la satisfacción de haber conseguido el éxito rotundo. 

Cronología 
1968-69 A los 14 años, Jorge, el mayor de los Hernández, decide ayudar a la economía familiar formando un grupo musical con sus hermanos y su primo Óscar Lara. Son contratados para tocar en San José, California. Al cruzar la frontera, tienen que dar el nombre del grupo, pero no lo tienen. Un oficial les sugiere Little Tigers. Lo cambian por Los Tigres del Norte. Establecen su residencia en San José al descubrir amplias oportunidades de trabajo. 
1970 El empresario inglés Art Walker contrata a Los Tigres en el sello Fama Records. Les proporciona instrumentos eléctricos y una batería. Empieza a incursionar en el bolero y la balada romántica. 
1971 En un baile, Jorge escucha “Contrabando y traición” y la incorpora a su primer álbum, iniciando así el género del narcocorrido. 
1973 Graban “La banda del carro rojo”, que los reafirma como líderes en la música norteña. 
1976 Incurren por primera vez en el tema de los inmigrantes con Vivan los mojados. 
Los 80 Contratan a Enrique Franco, músico y compositor de Tijuana, con el que producen algunos de sus mejores corridos de inmigración, como “La jaula de oro” (1986). En 1987 obtienen el Grammy Latino por su álbum América sin fronteras y en 1988 aparece Tres veces mojado. En 1989, Corridos prohibidos, totalmente dedicado al narcocorrido, por lo que causa gran revuelo. 
Los 90 La banda incurre en el corrido político. En 1995 graba El circo, sobre Carlos y Raúl Salinas de Gortari. Jefe de Jefes, en 1996, continúa esta tendencia. 
2000 Maldita Vecindad, Café Tacvba, Julieta Vengas y El Gran Silencio, entre otros, graban El más grande homenaje a Los Tigres del Norte. 
2002 Son invitados al XXX Festival Internacional Cervantino. Inician una exitosa gira por España y son nombrados Embajadores de la Cultura Mexicana por su álbum La Reina del Sur, inspirado en la novela de Arturo Pérez-Reverte, quien a su vez escribió esa historia luego de escuchar “Contrabando y traición”. 
2003 Se presentan ante las tropas estadounidenses en Japón y Corea. 
2004 Tienen gran éxito en Chile y Colombia. Reciben el premio Grammy Latino por su álbum Pacto de sangre. El Alcalde de Los Ángeles, Mayor Hahn, los nombra Miembros Honorarios Del Comité de la Mesa Directiva del Mes De Hispanidad. 
2005 Directo al corazón incurre nuevamente en temas políticos con “La neta de las netas” y de inmigrantes con “La sorpresa”. Se presentan por primera vez en el Auditorio Nacional. (P.R.H.

Programa 
Contrabando y traición 
Rosita de Olivo 
No puedo más 
Libro de recuerdos 
Me regalo contigo 
Prisión de amor 
Pedro y Pablo 
La banda del carro rojo 
La mesa del rincón 
Ni parientes somos 
Golpes en el corazón 
Pacas de a kilo 
La manzanita 
Jefe de jefes 
Quiero volar contigo 
La baraja bendita 
Los dos plebes 
La camioneta gris 
Agua salada 
El contagio 
La Reina del Sur 
José Pérez León 
Carrera contra la muerte 
Tres veces mojado 
El circo 
De paisano a paisano 
La neta de las netas 
Mi sangre prisionera 
Directo al corazón 
Cuestión olvidada 
En qué fallé 
El avión de la muerte 
El reportero 
América 
El niño y la boda 
La sorpresa 
La puerta negra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.