martes, 10 de mayo de 2005

Louise Attaque



10 de mayo, 2005 / 851 asistentes / Función única / 


2 hrs. de duración / Promotor: Embajada de Francia / FUAAN 

David Cortés
¿Cuál es el rostro de la nueva música francesa, cuál su sonido? Ayudados por el lugar común, algunos mencionarán a Manu Chao, otros a Yann Tiersen o Dominique A; los inclinados a la vanguardia apostarán por Diabologum o Programme. Cualquier respuesta, a pesar de los buenos deseos, siempre estará incompleta. Esta noche Louise Attaque aporta otra pieza al rompecabezas. Integrado por Robin Feix (bajo), Alexandre Magraff (batería), Gaëtan Roussel (guitarra y voz) y Arnaud Samuel (violín), el grupo se formó en 1994 con la idea de practicar folk rock bajo la influencia del trío estadounidense post-punk Violent Femmes, que desde mediados de los ochenta pulsa instrumentos sin energía eléctrica. Actualmente cuenta con un par de álbumes: el primero homónimo (1998), que alcanzó Disco de Diamante por dos millones de copias vendidas, y Comme on Dit (2000). 
Si bien la mayoría de los asistentes al Lunario son de origen galo —que responden entusiasmados a la música de la banda y corean cada uno de los temas—, a los neófitos no nos llama la atención el que las canciones sean interpretadas en la calidez de la lengua francesa, sino el marco, esa alfombra sonora cuya identidad se ha gestado a partir de la insularidad lingüística, del rechazo a repetir esquemas y del aprovechamiento de las influencias para asimilarlas a lo propio. La urgencia con la que se entrega el repertorio es apabullante, la vitalidad de la música —expresada no en movimientos físicos, sino en fuerza interpretativa— pronto se revela como uno de los principales rasgos de Louise Attaque. Lo que emerge de las bocinas es una alquimia en donde advertimos pinceladas de rai, ecos de sonidos celtas, reminiscencias del mejor punk setentero y briznas de pop; un coctel explosivo en otras manos, pero amalgamado con sapiencia por estos músicos. 
Hay instantes en los cuales las comparaciones con grupos como Mano Negra, Zebda o Fermín Muguruza son inevitables, pero las canciones que el grupo denomina tranches de vie (escenas de la vida) impactan por su trenzado de estilos tan dispares, como el reggae y el rock progresivo, y aún así logran hacerse de una personalidad. Louise Attaque es la suma de sus partes. Por un lado, un bajista cuya devoción por la retumbante profundidad del reggae queda manifiesta desde el principio; tras él, un baterista disciplinado, ceñido a las demandas de un programa con vastos sabores; al frente un vocalista cuya actitud punk le es suficiente para dirigir la velada, y a su vera un violinista toda luminosidad, un pequeño duende que mediante sus continuos solos se roba el concierto. 
Cuando el calor ya es asfixiante y el sudor se convierte en la marca de la noche, el cierre se anuncia apoteótico. La respuesta a la pregunta inicial no se ha visto satisfecha, más bien ha devenido curiosidad. Si la primera condición de una música auténtica es la libertad, este conjunto de forajidos ha cabalgado rampante por el escenario y a su paso nos ha permitido atisbar una riqueza sónica cuyo rasgo principal es la ausencia de ataduras. 

Programa 
Est-ce que tu m’aimes? 
Pour un oui, pour un non 
Si c’était hier 
Amours 
Salomé 
Les nuits parisiennes 
Velvet revolver 
Mali Louise 
Tu dis rien 
Arrache-moi 
L’intranquillité 
Savoir 
Manhattan 
Toute cette histoire 


Sean Penn Mitchum 
J’t’emmène au vent 
Nos sourires 
La plume 
Depuis toujours 
Oui, non 
Fantaisie 
La brune 
Shibuya Station 
Léa 
Pourquoi ça tout l’temps? 
Vous avez l’heure 
Ton invitation 
Cracher nos souhaits 
La nuit
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.