miércoles, 2 de marzo de 2005

Tonana


2 de marzo, 2005 / 305 asistentes / Función única / 
1:30 hrs. de duración / Promotor: Percepción, S.A. de C.V. 

Rodrigo Farías Bárcenas 

Un juego de voces nos llega desde el escenario cual hechizo, anuncio de que seremos testigos de cómo una artista es capaz de reinventarse: Claudia Martínez ha ofrendado su trayectoria de dos décadas a Tonana, haciendo suyo el nombre de esta diosa madre del mundo náhuatl. 
En su etapa anterior, la cantante nacida en la ciudad de México en 1961, produjo un primer compacto con canciones zapotecas (Xquenda, 1997). En su segundo trabajo integró poesía y música de tradición indígena y afromestiza, exaltando el papel esencial de la mujer en la creación (Tonana, 2000). En 1998 fue nombrada Revelación del género World Music en el Festival MIDEM, uno de los más importantes a nivel mundial, celebrado anualmente en Cannes, Francia. 
Hoy convoca a esta ceremonia para compartir su nueva identidad y dar a conocer su nuevo disco, Lazos (2004), que presenta en su totalidad junto con otras canciones. Ataviada con una elegante vestimenta de inspiración oaxaqueña, se mueve suavemente cantando “Pora gule”, de origen zapoteco. En este primer tema exalta sus raíces mexicanas remitiéndonos a Juchitán, Oaxaca, con el acompañamiento de un baile regional a cargo de María de Lourdes Ortiz. En el siguiente —“Jununu” con letra del poeta totonaca Juan Tiburcio y música de Tonana— la danza de Jorge Chanona nos invita a hacer conexiones con otras culturas, simbolizadas por el cuerpo del bailarín pintado de múltiples colores. 
Alternan un total de catorce músicos, hombres y mujeres de distintas nacionalidades, que logran unir pasado y presente combinado los evocadores timbres de toda una gama de instrumentos: voces, percusiones, arpa africana, marimba, gaita, contrabajo, chelo... Con las sonoridades tradicionales de México y otros países, se funden sutilmente elementos de jazz, rock y folk. Tonana agradece el apoyo de sus compañeros, en especial el de Ángel Chacón (dirección musical, arreglos, guitarra) y el de Eduardo Dyer (arreglos, teclados). Cuenta que la idea general de Lazos fue inspirada por una colaboración con Mónica Freire, su colega brasileña, de la que surgió el tema central “Sin fronteras”, escrito en español y portugués. A éste le sigue “Cielo Vista” —composición de la mexicana que en forma poética condena el asesinato de mujeres en Ciudad Juárez— en la que se acompaña sólo de su guitarra acústica, destacando aún más la cualidad emotiva de su voz, educada en el Conservatorio Nacional de Música y con diversos maestros. 
Antes de que termine el ofertorio náhuatl “Ya ti hualahui”, se produce una falla técnica. Tonana solicita diez minutos para que los técnicos reparen el desperfecto. El grupo regresa para interpretar cinco piezas más, y concluye con la calma y la concentración recuperadas. Son recibidas con solidaria ovación “Cucurrucucú”, “La Llorona” y una variante del tema que inspiró el disco más reciente. 
En el cuadernillo de Lazos hay un epígrafe de Ikram Antaki que sirve de perfecto colofón en este encuentro de sonoridades, lenguas y regiones: “Las fronteras poco valen para el vuelo del espíritu”. 

Programa 
Pora gule bicu huini 
Jununu 
El morenito 
Flor de higuera 
Memelina 
Sin fronteras 
Cielo vista 
Eslabón Caribe 
Ya ti hualahui 
Cucurrucucú 
Vayan olol vayan 
Pora gule... (reprise) 
La Llorona 
Sin fronteras (reprise)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.