jueves, 10 de marzo de 2005

La Unión


Gira 20 Aniversario / 10 al 12 de marzo, 2005 / 748 asistentes / 3 funciones /
 1:30 hrs. de duración / Promotor: El Alacrán Producciones, S.A. de C.V. 

Mariana Norandi 
Si hiciéramos una selección de las diez canciones más emblemáticas del rock en español de los años ochenta, entre ellas se encontraría seguramente “Lobo- hombre en París” del grupo madrileño La Unión. Este trío, que a lo largo de su trayectoria ha vivido los diferentes sabores de la popularidad, el 12 de marzo de 2004 cumplió su veinteavo aniversario en la música. Para celebrarlo lanzó un doble disco recopilatorio con algunos temas nuevos, un DVD con sus mejores video clips y realizó una gira por España y Latinoamérica. El festejo se centró en el célebre tema con el que inició su carrera y que tantos frutos le ha dado. 
Integrado por el cantante Rafael Sánchez, el bajista Luis Bolín y el guitarrista Mario Martínez, La Unión se presentó con el apoyo de Fermín Villaescusa en los teclados, quien aportó un tinte electrónico más actual a su ya conocido repertorio pop. Vestidos con ropa casual, los festejados se encontraron con mexicanos de su generación que coreaban los temas con esa sonrisa espontánea que escapa frente a los recuerdos de juventud. “Sildavia”, perteneciente al primero de sus catorce discos, abrió la noche y le siguieron famosas rolas como “Más y más”, “Ella es un volcán”, “Maracaibo” o la versión de “Falso amor” (Tainted Love) que Soft Cell llevara a la cima del éxito. 
Esta nueva etapa es como un espontáneo regreso a sus comienzos. En épocas donde la piratería ha provocado la crisis de la industria discográfica, La Unión, que siempre ha sido un grupo robustecido por la venta de discos más que por sus conciertos, fija su mirada una vez más en el espectáculo en vivo, siguiendo la fórmula inversa: primero viajar, ofrecer nuevos arreglos y luego grabar. 
El vocalista se mostró más expresivo con su cadencia y sonrisa que con sus palabras; fueron pocas las veces que se dirigió a los espectadores. En el aspecto musical, la banda, que a lo largo de su trayectoria se ha caracterizado por su esencia camaleónica —no en vano David Bowie ha sido una de sus mayores influencias— ha evolucionado de manera muy positiva. Su sonido, totalmente fresco y creativo, está preparado para trascender tiempos y llegar a las generaciones más jóvenes. Ha encontrado un ritmo prolífero, fusiones que van desde el soul al chill-out. Sin embargo, a la sombra de esa ebullición creativa, el brillo seductor y misterioso de la voz de Rafael se notó ligeramente apagado. 
El final era de esperarse. Después de “Dónde estabais”, el lobo-hombre dejó París y se apoderó de los cuerpos y las gargantas en el Lunario con la misma ferocidad de hace veinte años. Entre los asistentes se escuchó un comentario que celebraba que La Unión sigue unida. Y es que, pese a los rumores de crisis, su intención es seguir experimentando con diferentes lenguajes rítmicos y aportando ideas a la escena musical. Alguna vez dijeron: “Somos una especie de culos inquietos”. 

Programa 
Sildavia 
Buenos tiempos 
Encerrado 
Falso amor 
Tú y yo 
Negrita 
Pecado 
Mala vida 
Un segundo 
Vivir al este del Edén 
Vuelve el amor 
Más y más 
Sigo aquí 
Ella es un volcán 
Fueron los celos 
Humo 
Maracaibo 
Donde estabais (en los malos tiempos) 
Lobo-hombre en París
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.