martes, 22 de febrero de 2005

Duran Duran: Sin fecha de caducidad


Astronaut Tour / 22 de febrero, 2005 / 9 543 asistentes / Función única / 
2 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V. 

Fernando Figueroa
Parece increíble, después de 24 años, ante 10 mil nostálgicos mexicanos del rock pop ochentero están allí, de carne y hueso, los miembros originales de la banda inglesa Duran Duran: Simon LeBon, Nick Rhodes y los tres Taylor, John, Andy y Roger. 
El que fuera grupo favorito de la princesa Diana revive temas sin fecha de caducidad: “Planet Earth”, “Hungry like the Wolf”, “Save the Prayer”. Sus fans conocen casi todas las letras y las corean emocionados, agradeciendo al destino de ver a sus ídolos fuera del cinescopio. La presencia de Simon LeBon es el eje indiscutible del show. Aunque sobre sus espaldas lleve medio siglo de vida, el vocalista luce como en sus mejores días, con elegantes trajes Armani, y en su figura no existe el típico abdomen prominente de los tradicionales cincuentones. Los riffs de Andy no desmerecerían en varios grupos de culto, John controla el timing desde el bajo y Roger comanda una batería contenida que sólo se convierte en protagonista cuando es debido, mientras que Nick Rhodes luce desde Su Majestad el sintetizador, omnipresente en todo concepto musical de Duran Duran. 
En el nuevo siglo esta banda no desea vivir únicamente de la nostalgia. En 2000 había vuelto al estudio de grabación sin demasiado éxito y hoy vuelve a probar suerte con Astronaut (2004), del que promueve cinco temas: “Sunrise”, “Chains”, “What Happens Tomorrrow”, “Nice” y la canción que da título al compacto. El álbum es un poco pan con lo mismo, pero resulta un buen pretexto para revivir la primera alineación del grupo, que ha vendido más de 50 millones de copias en el mundo con su vertiente pacífica del rock y su deseo de divertirse y contagiar con ese ánimo al público. 
En vivo Duran Duran no tiene nada que esconder y sí mucho que presumir: rock pop sin ambages, un chorrito de new wave, melodías identificables, estupendos arreglos, un sello propio y glamour a borbotones. Cada canción es un viaje a través del tiempo y remite a la historia personal de los oyentes. Por eso permanecen de pie durante la mayor parte del concierto: sus ídolos están en plena forma, han madurado y se nota en su potencia y gran nivel musical. Son, de hecho, los únicos sobrevivientes del movimiento neo-romántico que aglomeró a bandas como Visage, Spandau Ballet y Classix Nouveau, interesadas en la estilización del vestido y el peinado, y en un pop dominado por los sintetizadores. Escenas lésbicas en las mega pantallas ya no son motivo de escándalo, pero sí hacen recordar el célebre video de “Girls on Film” (1981), cuya provocadora sexualidad generó la censura de la cadena inglesa BBC: LeBon y compañía aparecían agasajándose con modelos proporcionadas por la revista Penthouse. 
Duran Duran está de regreso porque lo bien hecho nunca pasa de moda, aunque se trate de un producto dulzón y contraindicado para quienes no toleran nada que se aleje del rock pesado. LeBon conserva el carisma que lo convirtió en uno de los íconos favoritos de MTV en los ochenta. Se da el lujo de decir unas cuantas palabras en español: “Hola amigos, ¿están bien?... Mexico is marvelous, much sun, beautiful girls, so fucking great”. Hay locura colectiva en todo el recinto, especialmente en las primeras filas y en la llamada Zona Cero, ese espacio privilegiado dentro del escenario donde casi es posible percibir el aliento de los músicos y, con un poco de suerte, estrechar sus manos, tal como en realidad sucede. 
“Careless Memories” no es un tema más del espectáculo sino la historia de la terrible guerra que libraron contra EMI Music por regalías y derechos de autor. Un comic en video refuerza el mensaje específico: adiós al imperio industrial. “Wild Boys” parece el final y muchos se preguntan si la flema inglesa accederá a un improbable encore que finalmente sí llega con tres cañonazos de antología: “White Lines”, “Girl on Film” y “Rio”. El Auditorio se cimbra literalmente y el ambiente parece clonado de un concierto de —¡oh, sacrilegio!— Paul McCartney o David Bowie. Cierto tipo de éxtasis no conoce de gustos musicales. 
LeBon acepta una bandera inglesa que le ofrece un espectador y se la pone a manera de capa para salir volando como un Superman de la música que llegó para quedarse 

Cronología 
1978 En Birmingham, Inglaterra, John Taylor (bajo) y Nick Rhodes (teclados), Stephen Duffy (voz) y Simon Colley (bajo y clarinete) forman una banda retomando el nombre de un personaje del filme Barbarella. Sus ídolos son David Bowie y Roxy Music. 
1981 Tras varios cambios, el grupo se establece con Simon LeBon (voz), Andy Taylor (guitarra), Roger Taylor (batería), John Taylor y Rhodes. Aparece el sencillo “Planet Earth”, seguido del álbum debut Duran Duran; es saludado como heraldo de los neo-románticos. 
1982 Rio continúa promoviendo su imagen de niños del jet-set, en particular con “Save a Prayer”, “Rio” y “Hungry Like a Wolf”. Para abrir el mercado estadounidense se edita el ep Carnaval. 
1983 Seven and The Ragged Tiger, antecedido por “Is There Something I Should Know", conquista EUA. “The Reflex” y “New Moon on Monday” se escuchan por doquier. En México el programa A toda música difunde sus videos. 
1984 “Wild Boys” es el nuevo éxito y viene Arena en vivo. John Taylor y Simon LeBon aparecen en los listados de los galanes más codiciados y se pasean con top models. 
1985 La única aportación en el año es “A View to a Kill” para un filme de la saga de James Bond. John y Andy Taylor se unen con el cantante Robert Palmer (1949-2003) y con el baterista Tony Thompson (1954-2003) de Chic, para formar The Power Station. LeBon, Rhodes y R. Taylor forman Arcadia. 
1986 Como el nombre de Duran Duran es más popular, se olvidan de Arcadia y graban Notorious. 
1988 Big Thing, que incluye el sencillo “I Don’t Want Your Love”, escala el top ten en las listas británicas. 
1990 El guitarrista Warren Cuccurullo (ex colaborador de Zappa y Missing Persons) se integra luego de participar en algunos de sus discos. Aparece Liberty: fracaso rotundo. 
1993 Cuando muchos ya los daban por desaparecidos, editan The Wedding Album con un sonido más adulto que reconquista a muchos con “Ordinary World” y “Come Undone”. Llegan por primera vez a México, al Palacio de los Deportes. 
1996 John Taylor se va para continuar como solista (reagrupará a The Power Station). 
2001 Los tres Taylor —Andy, John y Roger— comienzan a trabajar juntos en Gales. Meses después se les unen LeBon y Rhodes. 
2004 Aparece Astronaut, hecho sin prisa y con tino. Con los miembros originales el quinteto se lanza a una exitosa gira mundial y tocan base en el Auditorio Nacional. (J.Q.

Programa 
(Reach up for the) Sunrise 
Hungry like the Wolf 
Hold Back the Rain 
Union of the Snake 
Astronaut 
Come Undone 
I Don’t Want Your Love 
Chains 
What Happens Tomorrow 
Planet Earth 
Tiger Tiger 
The Chauffeur 
Ordinary World 
Save a Prayer 
Nice 
Notorious 
The Reflex 
Careless Memories 
Wild Boys 
White Lines 
Girls on Film 
Rio 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.