miércoles, 2 de febrero de 2005

Big Band Jazz de México


2, 9, 16 y 23 de febrero, 16 y 30 de marzo, 2005 / 1203 asistentes / 
6 funciones / 2:20 hrs. de duración / Promotor: FUAAN 

Fernando Figueroa 
La mayoría viene de San Lucas, San Mateo, Xaltocan y otros pueblos de Xochimilco; siendo niños, muchos de ellos pertenecieron a la Banda Infantil y Juvenil de esa demarcación política de la Ciudad de México. Después realizaron estudios profesionales y actualmente algunos se ganan la vida trabajando en los shows de intérpretes populares como Juan Gabriel, Alejandro Fernández, Emmanuel, José José, Mijares, Yahir y Guadalupe Pineda, o participando en grupos que amenizan fiestas particulares. Quienes están en el escenario son una veintena de músicos que comparten la misma adicción y por ello desde agosto de 1999 son nada menos que la Big Band Jazz de México. 
La potencia de los metales y de la batería explota en cada molécula del recinto y de los espectadores, mientras el contrabajo acústico, la guitarra y el piano crean el contrapeso en esta orgía de jazz, swing y foxtrot. Temas de grandes bandas como las de Duke Ellington, Tommy Dorsey y Glenn Miller, entre otras, pasan por el amoroso filtro de estos quijotes posmodernos, quienes encontraron en el Lunario —desde su exitosa temporada en noviembre de 2004— el espacio idóneo para desfacer entuertos y enfrentar molinos de viento, inspirados en una Dulcinea con atavíos de música sincopada. 
Como la realidad siempre supera a la fantasía, en el piano está Dulce María Recillas, quien acaricia las teclas con sentimiento y eficacia, ajena a cualquier desplante efectista. La otra mujer de la banda, Citlalli Chávez, también se mantiene a la altura de las circunstancias desde uno de los saxofones. El excelente vocalista Miguel Óscar García es la cereza del pastel; aunque oriundo del barrio de Tlatelolco, parece surgido del Nueva York de los años cincuenta. Al interpretar “Beyond The Sea” y “Fly Me to the Moon” evoca en los espectadores la figura de Frank Sinatra, aunque con voz más grave, que trae el recuerdo unforgettable del legendario Nat King Cole. 
Una primera parte sólo instrumental calienta los ánimos de individuos que aguzan el oído echándose un trago, pero el segundo set es una invitación abierta al encuentro de los cuerpos, mientras el vocalista suelta candentes frases que calan en el corazón. Ya cerca de la medianoche, la atmósfera citadina se transforma en una playa carioca con “The Girl From Ipanema”. Los acordes iniciales de “A String of Pearls” son el tren de aterrizaje que se vislumbra, mientras que “In the Moon” equivale al inevitable momento en que las ruedas del avión tocan el piso de la realidad y los comensales deben salir de su sueño. La Big Band Jazz de México concluye su viaje por una época en que el mundo se enamoraba con música de altos vuelos. 

Programa 
Double Exposure 
A Tribute to The Duke 
(All of a Sudden) My Heart Sings 
Warm Breeze 
You Can’t Go Home Again 
Venus Butterfly 
The Lady Is A Tramp 
Beyond the Sea 
I’ve Got You Under My Skin 
Route 66 
Unforgettable 
Fly Me to the Moon 
Blue Moon 
The Girl From Ipanema 
American Patrol 
Pennsylvania 65000 
A String of Pearls 
In the Moon 
España 
Small World 

Integrantes 
Voces 
Miguel Óscar García 
Ingrid Begujean 
Jennifer Begujean 

Saxofones 
Miguel Ángel Ramírez 
Alberto Delgado 
Daniel Zlotnik 
Citlalli Chávez 
José Ángel Ramos 

Trompetas 
César Barriero 
Carlos González 
David Ramos 
Filiberto Donatti 

Trombones 
Martín Ramos 
Hernando Castro 
Pedro García 
Paul Conrad 

Tuba 
Armando Enríquez 

Piano 
Dulce María Recillas 

Contrabajo 
Israel Cupich 
Arturo Báez 

Batería 
Mario García 

Guitarra 
Juan José López
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.