viernes, 8 de octubre de 2004

La Oreja de van Gogh: Fieles a la lección sentimental

Foto: Colección Auditorio Nacional

8 y 9 de octubre, 2004 / 19 075 asistentes / 2 funciones /
 2 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V.

Olivia Ortiz
Si algo ha cosechado la Oreja de van Gogh desde el inicio de su carrera han sido admiradores. Sus tres álbumes han vendido casi cuatro millones de copias y la resonancia de su música sencilla y directa confirma en Madrid, Nueva York, Los Ángeles, París, Buenos Aires y México que para muchos su sonido es un bien tan preciado como una taza de chocolate en una tarde de otoño.
A ocho años de haberse constituido como grupo en su natal San Sebastián y con 42 discos de Platino y 8 de Oro en todo el mundo, entre otros, La Oreja se lanzó a su primera gira internacional para presentar su más reciente producción discográfica. En ésta, su tercera visita al Auditorio, el quinteto se reunió con un público heterogéneo que mucho sabe de fidelidad. Los más de diecinueve mil asistentes en sus dos presentaciones mostraron que han aprendido con muy buena disposición las lecciones de educación sentimental dictadas por Amaia al corear, a todo pulmón, las veintidós canciones ofrecidas.
Con un estilo definido desde su debut discográfico y que en Lo que te conté mientras te hacías la dormida se escucha, como en un viaje en espiral, más tendiente a la intimidad, La Oreja apareció con un retraso de diez minutos en medio de un escenario tan sencillo como su propuesta. Al saludar con “20 de enero”, Amaia Montero (voz,), Pablo Benegas (guitarra), Álvaro Fuentes (bajo), Xabi San Martín (teclados) y Haritz Garde (batería), advirtieron que no era necesario presentar cada tema, pues bastaban apenas tres notas introductorias para que el público reconociera e hiciera suya cada canción con un entusiasmo sorprendente para el grupo mismo.
Musicalmente, La Oreja de van Gogh recurre a fórmulas muy socorridas de música pop europea, pero los méritos del conjunto yacen en dos factores innegables: sus letras que, sin ser poesía digna de antología, expresa ideas inusuales con palabras cotidianas y versan, en la mayoría de ocasiones, sobre ese sentimiento noble y ávido en el ser humano. Todo en la dulce voz de Amaia, que se adhiere a las palabras con naturalidad. La cantante rompe la distancia con sus escuchas para mostrarse tan espontánea y directa como en una tocada entre compañeros de escuela. Con esos elementos el grupo consigue mantener de pie a la gente durante casi todo el concierto; convoca lo mismo a niñas y niños de nueve años, a embelesadas adolescentes de trece, a jóvenes de veinte con decepciones amorosas en el corazón, y a adultos de cuarenta y más, que parecen fascinados haciendo coro con sus hijos y meciéndose en sintonía: Dame un sueño roto para cocer...
En un mercado distinguido por crear grupos de laboratorio, no deja de ser plausible la génesis de La Oreja: chavales universitarios, clasemedieros, que encontraron en la música un espacio de expresión y que a pesar de haber pisado varios importantes escenarios son aún capaces de ser ellos, sin disfraces ni pretensiones ajenas a su mero afán de divertirse haciendo música. Al ver la devoción de sus fans no deja de sorprender el magnetismo provocado por canciones tan simples como “Rosas”, “Libro” y “Soledad”. Cada pieza es un pequeño cuento donde se respira la dulce tristeza de la resignación, nostalgia por un perdón no pronunciado o una declaración de amor que, vinculada con el público, propicia en ese coro multitudinario una catarsis y una sanación colectiva.
 
Foto: Colección Auditorio Nacional
Si la música es un lente desde el cual apreciamos el mundo, la propuesta musical de La Oreja de Van Gogh —cuyo nombre salió en una simple plática y no responde a un motivo en especial— es modesta, pero allí radica su encanto: conecta a sus escuchas con los sentimientos que le dan sentido a la existencia humana y que a todos nos pertenecen. 

Santo y seña de una Oreja
Nombre: La Oreja de van Gogh, sin intención alguna.
Identidad: Extravagantemente famoso grupo pop light español.
Nacimiento: Entre cuatro universitarios de San Sebastián, en el País Vasco, al Norte de España.
Discografía: Dile al Sol (1998); El viaje de Copperpot (2000); Lo que te conté mientras te hacías la dormida (2003).
Su secreto: Ser quienes son, sin artificios.
La voz: La de Amaia, femenina, sensualona, sencilla, con un timbre bien particular, como de una amiga íntima que le da su sello al grupo. Recuerda a la Ana Torroja en el toque infantil.
Cosecha de premios: 42 Discos de Platino, 8 Discos de Oro en todo el mundo; Premios Ondas (1998 - 2003), Premios de La Música (1999 - 2003), Premio Amigo (1999), Premio MTV Internacional al Mejor Artista Español (2001); Premio de la Música a la Mejor Gira 2003; nominación al Grammy 2004 como Mejor Grupo o Dúo y al Grammy Latino 2004 como Artista del Año y Mejor Grupo o Dúo. Mejor Grupo de Pop en la tercera edición de los premios MTV Latinos, 2004
Máximo éxito hasta hoy: Lo que te conté mientras te hacías la dormida se convirtió en uno de los álbumes pop más vendidos en España (primer lugar durante 16 semanas) y en todo el mercado hispanoamericano.
Las últimas: Han tenido llenos totales en el Olympia y en La Cigale de París; y su primera gira por EUA colma todas las plazas y le trae un Disco de Platino.
Colaboraciones: han sido reclamados por otros artistas en temas como “Sin Miedo a Nada” con Alex Ubago, “Puede Ser” con El Canto del Loco, o la versión del tema “París, Dernier Rendez-vous” en francés, con Pablo Villafranca. Su última colaboración ha sido para el disco Homenaje a Pablo Neruda, recientemente publicado.
Pablo: “...es el alma de la fiesta, siempre nos hace reír”.
Álvaro: “...se levanta a las cinco de la mañana a comer y se vuelve a acostar”
Haritz: “...y yo, somos los rebeldes de la agrupación”, dice Amaia. (S.G.L.)

Programa
20 de enero
Perdóname
Un mundo mejor
Desde el puerto
París
Adiós
Soledad
Cuídate
Geografía
El 28
Vestido azul
Deseos de cosas imposibles
Cuéntame al oído
Tú y yo
Pop
Mariposa
Historia de un sueño
La playa
La esperanza debida
Rosas
Puedes contar conmigo

1 comentario:

Joel Orozco dijo...

Oh dios mio, No tienen Mas fotos de esos conciertos 8 y 9 de Odtubre.
Son Una Verdadera Reliquia, porfavor publiquen mas fotos de ese concierto, ya que ese fue mi primer concierto en el Auditorio y la primera vez que vi a La Oreja de Van Gpgh en vivo en el 2004. Porfavor, porfavor, pongan Mas Fotos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.