domingo, 17 de octubre de 2004

Jorge Drexler: Carta de presentación de un uruguayo

Foto: Colección Auditorio Nacional

17 de octubre, 2004 / 264 asistentes / Función única / 
1:45 hrs. de duración / Promotor: OCESA. S.A. de C.V.

Mariana Norandi
Jorge Drexler (Montevideo, 1964) es un tipo callado con aires de intelectual, un médico que quiso ser cantante, un uruguayo que vive en España para recordar sus raíces rioplatenses, un hombre que podría pasar desapercibido entre las multitudes urbanas pero que al momento de cantar multiplica su presencia.
Nominado en los Latin Grammy Awards y en los MTV Latin Music Awards, sus composiciones han sido grabadas por cantantes como Miguel Ríos, Ana Belén, Pablo Milanés y Ana Torroja. En los últimos años ha incursionado en la creación de música para cine, como “Al otro lado del río”, tema de la película brasileña Diarios de motocicleta (dirigida por Walter Sales). Autor de siete discos, es la segunda vez que visita México pero la primera que se presenta en público. Viaja solo, con su guitarra y su sampler, cantando canciones de amor y libertad. Hace poesía que susurra, con la que desnuda vivencias personales en una mezcla de ancestral guitarra y nueva tecnología digital. Este concepto le ha abierto mercados en diferentes países hispanohablantes, y ahora llega a México con la ilusión de un cantante poco conocido pero que ya empieza a conquistar el gusto popular.
En el Lunario se encontró con una audiencia no muy numerosa pero entusiasta y conocedora de su trayectoria. Muchos paisanos, pero también mexicanos que empiezan a incluirlo en sus colecciones. Porque, a pesar de que la música de Drexler recurre a formas folclóricas de su tierra natal y está llena de códigos locales, sus letras abarcan temas y experiencias humanas universales. En sus muy personales conjeturas e introspecciones, las diferentes expresiones culturales difuminan sus fronteras.
Presentó su último disco denominado Eco sin dejar de lado sus temas más conocidos cuyos estribillos fueron coreados. Estrenó “Hermana duda”, compuesta unos días antes: “Resulta que iba en la camioneta en la que me estoy trasladando y nos quejábamos de lo pesado del tráfico. Entonces me di cuenta que podía tocar la guitarra en el asiento de atrás y escribí esta canción”. En ella valora la duda como algo necesario en la vida, como una forma de auto-conocimiento. Interpretó también un tema en portugués: “A Rita” de Chico Buarque, y confesó que el brasileño se encuentra entre sus compositores favoritos y entre quienes más lo han influido. Al cabo de veintidós temas el cantautor dio por finalizado su concierto y carta de presentación en México. Un espectáculo simple en sus formas pero profundo en la sustancia de sus letras. Canciones inteligentes y honestas que buscan aliarse con sus interlocutores, quienes en silencio las reciben en la escenografía de su alma.
 
Foto: Colección Auditorio Nacional
Entre tantos compositores de habla hispana Jorge Drexler aporta al amplio abanico de este género un tono electrónico enriquecedor y, sobre todo, sonidos del sur: tambores del candombe, gaviotas que planean entre las rocas de las playas montevideanas, marchas populares por la libertad, partes de la historia uruguaya y el calor de la bombilla de mate macerando la hierba. 

Programa
Madre tierra
Eco
De amor y de casualidad
Causa y efecto
Llueve
Se va, se va, se fue
Guitarra y vos
Horas
730 días
Milonga del moro judío
A Rita (de Chico Buarque)
Al otro lado del río
La edad del cielo
Aquellos tiempos
El pianista del ghetto de Varsovia
Sea
Todo se transforma
Frontera
Antes
Don de fluir
Memoria del cuero
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.