jueves, 2 de septiembre de 2004

Focus: Un viejo excéntrico debuta en México

Foto: Colección Auditorio Nacional

2 de septiembre, 2004 / 342 asistentes / Función única / 
2:15 hrs. de duración / Promotor: Garner, S.A. de C.V. 

Arturo García Hernández

Si encontráramos a Thijs van Leer por la calle así como viene vestido esta noche, podríamos confundirlo con un turista excéntrico y despistado: corpulencia de oso, panza enorme, gran papada, bonachón, sombrero blanco por cuyos lados descuelgan unas patillas tupidas y canosas, camisa hawaiana, bufanda a rayas, playera negra, reloj y anillo de oro. Fuera del escenario, sería difícil asociar esa imagen con la del líder y fundador del grupo Focus, que se presenta por primera vez en México. 

En nuestro país se ganó en su momento el respeto de un público si no multitudinario, sí exigente y constante. Según se observa, buena parte de los que vinieron al Lunario pertenecen a aquellos que andaban en su primera juventud cuando salieron los álbumes iniciales del cuarteto: In And Out, Moving Waves y Focus III. Eran los tiempos en que los discos de grandes grupos extranjeros llegaban meses y hasta un año después de su lanzamiento, a precios prohibitivos. Si acaso alguna bondad tiene la globalización económica es que ahora disponemos aquí de las producciones casi al mismo tiempo que en el país de origen, pero proporcionalmente igual de caras. El mercado no da paso sin guarache. 
Dentro del árbol genealógico del rock, Focus pertenece a la rama culta e innovadora de la familia: el progresivo. Después del destape de Elvis Presley, de la conmoción beatlemaniaca, del delirio sicodélico de Hendrix y los himnos contestatarios de Bob Dylan, el rock y sus seguidores estaban urgidos de novedad. Finalizaban los sesenta cuando de manera espontánea y casi simultánea, roqueros con formación académica se propusieron agregarle nuevos valores al género, otorgarle una indiscutible categoría artística. El primer paso consistió en fusionarlo con la música sinfónica y poco después con el jazz; a partir de ahí sus posibilidades sonoras se ampliaron sin límite. Hermanos mayores de Focus fueron The Moody Blues, Yes, King Crimson, Genesis y, no podía faltar, Pink Floyd. Pero a diferencia de todos ellos, Focus no provenía de un país de habla inglesa, sino de Holanda, donde surgió en 1969 formado por Thijs van Leer (flauta), Martin Dresden (bajo) y Hans Cleuver (batería). 
De la formación original, en el Lunario sólo está el viejo Van Leer. Ciertamente, con su voz, órgano Hammond y flauta transversa, ha sido y sigue siendo el alma del cuarteto. Su amor a la música de Johann Sebastian Bach ha marcado el sonido del grupo. Y sobre las tablas los años y los kilos no limitan su enjundia y entusiasmo. Focus ha sufrido numerosos cambios de integrantes a lo largo de su historia. Aunque a decir verdad los fans no tienen motivo para extrañar a nadie, ni siquiera a Jan Akkerman, el guitarrista que mejores aportaciones hizo a la banda. Los músicos que vienen con Van Leer están a la altura del oído más exigente: el bajo virtuoso de Bobby Jacobs, la batería de Bert Smaak y la fabulosa guitarra de Jan Dumée, ejecutante de altos y exquisitos vuelos. Hay brillo y energía en cada pieza ejecutada, antigua o reciente. Claro, las más celebradas son las clásicas como “Moving Waves”, “Sylvia”, “House of the King” y la imprescindible “Hocus Pocus”, en la que Van Leer recurre al tradicional estilo onomatopéyico holandés conocido como yodel, uno de los distintivos del grupo.

Foto: Colección Auditorio Nacional
Y que conste: en el Lunario no sólo hay rucos nostálgicos, sino también jóvenes absolutamente arrebatados por la música, como aquel de peinado afro que ha estado meneándose en la silla simulando tocar una guitarra. La noche se cierra con dos encores y con la sensación de una deuda saldada. 

Programa 
Aja Hippie Juppie Hey 
Tamara’s Move 
Focus 8 
Eruption 
Blizu Tébe 
House of the King 
Sylvia 
La Cathédrale de Strasbourg 
Harem Scarem 
De ti o de mí 
Hocus pocus 
Rock & Rio 
Brother
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.