domingo, 15 de agosto de 2004

Amy, la niña de la mochila azul: Del cine a la tele y al musical


Foto: Colección Auditorio Nacional

En busca del tesoro / 15 de agosto, 2004 / 18 348 asistentes / 2 funciones /
 1:30 hrs. de duración / Promotor: T&B Management, S.A. de C.V.

Olivia Ortiz
¿Quién no deseó en la infancia vivir en un barco a la orilla del mar, tener pelícanos como amigos y correr por la playa cada día de camino a casa? Esta es la fantasía que Amy le ha regalado a miles de pequeños espectadores.
En 1979, el director de cine Rubén Galindo llevó a la pantalla grande La niña de la mochila azul y, veinticinco años después, sus hijos Rubén y Santiago la convirtieron en una telenovela: Amy, la niña de la mochila azul, que fue transmitida en el primer semestre de 2004. El arrebatador éxito de la serie, coronada con la venta de cien mil copias del álbum homónimo, lanzó a parte del elenco a una gira por diez estados de la República, incluyendo a la Ciudad de México, para presentar un musical donde cada una de las canciones —a ritmo de tango, cumbia, rap, polka y balada— se transforma en una estampa de la vida de la protagonista.
La fastuosa producción incluyó una réplica del bucanero, brillantes juegos pirotécnicos, gigantes serpentinas multicolores, cohetes que retumbaron en el escenario, y baile, mucho baile, a cargo de seis jóvenes profesionales que acompañaron al elenco y contribuyeron a redoblar la admiración de un público que saltó, cantó y celebró desde las butacas.
Los mayores aplausos fueron para Danna Paola (Amy) y Joseph Sasson (Rubén), por su actuación y su simpatía. Acompañados de sus amigos y enemigos — El Gato y El Chayote, integrantes de la pandilla Los Cazadores del Tesoro, la señorita Minerva, Jerónimo y la gavilla de Los Piratas de la Costa— recrearon algunas de las aventuras más conocidas en Amy, la niña de la mochila azul. La pequeña de apenas 8 años se desenvuelve como una experta en el escenario. Dueña de un gran carisma, platicó con su público y le arrancó gritos de ternura, amor y predilección bien asentada. Sin duda, se trata de una gran actriz en gestación. Y aunque a su menudo cuerpo le falta de destreza para algunos bailes, eso no le restó mérito, pues sabe atrapar el corazón de su público con la dulzura de su voz y, sobre todo, con un personaje siempre emotivo. Rubén, niño de 13 años que poco a poco toma el rumbo para erigirse en galán, todavía presenta el candor de un púber que asiste al colegio y pasa el día jugando con sus amigos. Su ingenuidad y bondad son las características que cautivaron a los miles de espectadores que le siguieron la pista durante toda la transmisión de la telenovela y que llegaron al Auditorio Nacional a ratificar su admiración.
La historia aborda los sueños, preocupaciones y vicisitudes de una niña de ocho años y de otros chicos de su edad. Una niña que parece niño, una familia sin mamá, un barco sin pescador y un orfanato donde se maltrata a las pequeñas, son parte de los escenarios que la harán vivir intensas emociones. Su reto será transformar lo que parece un infortunio en una gran aventura. Por ese lado, la historia presenta un mensaje muy positivo...
Sin embargo, hay algunas emociones y ciertos comportamientos que concuerdan más con los que un adulto puede expresar. Cuán genuinos fueron los saludos de mano y los abrazos espontáneos del público infantil cuando la pandilla de Los Cazadores de Tesoro bajó a saludar; no así cuando, cantando, Amy toma la mano de Raúl y le insinúa que su cariño de amigos se ha transformado en amor de niños. Es claro que el público infantil se identificó con los personajes del musical y respondió a la escena con gritos de aprobación. En este sentido, el éxito es contundente. Pero, ¿cual es la prisa para que niños de ocho, diez y hasta trece años experimenten emociones de adultos? Cada niño actor representa un papel con el que fielmente se engancha el espectador de su edad: el galán es recibido por las niñas con chiflidos y besos (cuando logran tocarlo); el héroe es aplaudido; los villanos son rechazados con rechiflas y abucheos... Esto es más que suficiente para que el espectáculo funcione.
La búsqueda por atrapar a públicos cada vez más jóvenes parece insaciable. Con frecuencia observamos que los medios de comunicación se fascinan promoviendo la imagen de niñas seductoras cuyo objetivo en la vida, aparte de entrar en el molde del cuerpo perfecto, es conquistar al mayor número de niños-hombres. Un fragmento de la canción “Cómo me chocan” interpretada por Mary Loly, de la pandilla de Los Piratas de la Costa, es un ejemplo: ...me quedo con el chico que quiero/ para que caigan a mis pies súper puestos/ Soy una chica superstar/ ¡Ay! Cómo me choca que no les pase por la mente/ que soy una chica superpoderosa... En este sentido, se refuerzan estereotipos femeninos y masculinos que no corresponden a la realidad cotidiana que vivimos.
 
Foto: Colección Auditorio Nacional
Con todo, el musical de Amy, la niña de la mochila azul también nos recordó que la amistad es uno de los valores más preciados por el público infantil. Los pequeños actores no sólo fueron capaces de dar una lección a los adultos (con el amor se pueden resolver los problemas), sino que demostraron que pueden hacer de la representación de un papel una extensión de su natural forma de ser. 


Santo y seña
Nombre: Danna Paola Rivera Munguía.
Padre: Juan José, cantante del Grupo Ciclón y de Los Caminantes.
Lugar y fecha de nacimiento: México, D.F., 23 de junio de 1995.
Signo del zodiaco: Cáncer.
Programas y telenovelas en los que ha aparecido: Plaza Sésamo, Vivan los niños, Rayito de luz, La familia Peluche, La parodia, Hoy (conductora en la sección infantil), De pocas pocas pulgas, María Belén, Amy, la niña de la mochila azul, Anita La huerfanita (próximamente).
Países donde se han transmitido: Centro y Sudamérica, Turquía, Indonesia.
Reconocimientos: Revelación Infantil por El Heraldo de México en 2001, cuando tenía 6 años. Un Disco de Platino.
Records de ventas: 130 mil unidades del cd Amy, la niña de la mochila azul; 30 mil copias del cd Océano; 200 mil muñecas con su imagen vendidas en Brasil.
Mascotas: Sus perros, Dixy, Toy y Rocky.
Comida favorita: Sushi.
Animal favorito: El delfín.
Caricaturas favoritas: Bob Esponja, Rugrats, Tom y Jerry, Las Chicas Superpoderosas.
Pasatiempos: Jugar Play Station y con muñecas, practicar deporte, correr y andar en bicicleta.
Algunos famosos con quienes ha trabajado: Lucero, Tatiana, Eduardo Capetillo, Eugenio Derbez, Pedro Armendáriz. (O.O.)



Programa
Azul como el cielo
Polizontes
Sapo, beso y estrellitas
Reconstruyamos el bucanero
El tiburón chimuelo
Cazadores de tesoros
Piratas del risco
Valiente
Cómo me chocan
El mapa del tesoro
La fogata
Minerva, no te la lleves
La marcha del orfanato
Un milagrito
Amor de niños
La niña de la mochila azul
Chiquita pero picosa
Ritual de iniciación
Caminos de luz
Azul como el cielo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.