viernes, 30 de abril de 2004

Joan Sebastian: Con un lugar legítimo

Foto: Colección Auditorio Nacional

30 de abril, 2004 / 9 542 asistentes / Función única / 
3:00 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V. 

Mariana Norandi
Hay cantantes que componen para ser escuchados en teatros, otros en bares de moda. Hay canciones que parecen haber nacido para ser disfrutadas en vivo, otras para dinamizar clases de aeróbicos. Hay música que está destinada a sonar en los modulares de alta fidelidad de algún salón familiar, mientras que otras se convierten en clásicos de fiestas. Hay ritmos tan urbanos que nunca abandonan las ciudades y otros tan campestres que se petrifican en las entrañas provincianas. Pero hay melodías, como las del cantautor Joan Sebastian, cuyo destino es tan diverso y extenso como incierto. “Yo las compongo y ustedes deciden qué pasa con ellas”, asevera El Rey del Jaripeo. Y es que, en los últimos diez años, los temas de este guerrerense han logrado penetrar en el gusto popular mexicano de manera asombrosa. Suenan en rancherías, en taxis y peseros de la capital, en pulquerías olvidadas, en bailes populares, en cumpleaños de quince, en camiones de emigrantes que se dirigen a la frontera norte y en las casas de nuestros paisanos que viven en el país de las hamburguesas. Estructuras sencillas que hablan de un pueblo, de un amor macho pero sentimental, de un respeto idólatra hacia la familia, de una nostalgia de la cotidianidad serrana; muchas de ellas pasajes autobiográficos, sufridos y gozados, en los que se refleja la vida de muchos mexicanos. 

Y con estas letras simples y sentidas, Joan Sebastian llega a la gente rompiendo también corsés estilísticos: puede ir de una ranchera bravía, a un country; de una balada romántica o un tango a un pop norteño, grupero o sinaloense; imprimiendo a todo su sello personal. Con una trayectoria de 36 años (comenzó a los 17), no sólo ha obtenido cinco Premios Grammy (3 de ellos Latinos) y su música ha sido grabada por numerosos intérpretes (Rocío Dúrcal, Vicente Fernández, Lucero, Pepe Aguilar, Alberto Vázquez, Banda Machos...), sino que es uno de esos autores que se ha ganado un lugar legítimo en el respeto del público popular. 
Entre las butacas abundaban los sombreros vaqueros, las camisas tejanas y las botas rancheras. Se respiraba un ambiente de rodeo y palenque. Algunos llevaban atuendos norteños típicos; otros, sus mejores camisas bordadas. Y no era para menos, ya que por primera vez, Joan Sebastian se presentaba en el Auditorio Nacional. 
Cuando aún no estaba muy lleno, la actriz Mariana Seoane, que en esta ocasión se estrenaba como cantante, salió al ruedo. Con minifalda, blusa y sombrero blancos, presentó tres temas de su primer álbum, Niña buena. Producido por Adolfo Ángel El Temerario, propone un repertorio de pop norteño. Al recibir cálida acogida del público, expresó su satisfacción por el apadrinamiento de Joan Sebastian y dejó el ambiente animado demostrando poseer voz y estilo suficientes para que se le vayan abriendo puertas dentro del género grupero. 
Ante una sala ya completa, el anfitrión apareció con elegante traje tejano blanco y acompañado de una decena de músicos. En medio de una escenografía ornamentada con pacas de heno, sillas de montar, guitarras y hasta un pony blanco, el guerrerense interpretó “Tatuajes”. 
Recordó muchos momentos de su vida, como la etapa en que vivió en el DF y tocaba rock: “pero, como ustedes saben, la cabra tira pa’l monte y decidí volver a mi rancho”. Con el corazón en su tierra, interpretó composiciones nostálgicas como “Margarita” y “Celia”, esta última dedicada a su madre: “de todas las historias que circulan en mi tierra, hay una que me duele y me gusta: la de mi madre. Ella contaba que de niña se columpiaba en las estrellas…” Se emociona y continúa en medio de un emotivo aplauso: “A ella le pasó lo que no queremos que le pase a nadie, perdió la memoria. Pero cuando le pregunté si se acordaba de mí me dijo: Te prometo que lo último que olvidaré en este mundo eres tú”. En el ambiente se respiró cierta congoja, pero pronto el compositor cambió el ritmo y apareció montando un potrillo gris que demostró su destreza en la danza. Con el acompañamiento de una banda sinaloense, “El viejo joven” y “El peor de tus antojos” alegraron el encuentro. Dedicó el tema “Hay un tren a las cinco” a los niños en su día y presentó parte de su más reciente producción denominada Que amarren a Cupido. 
A mitad del espectáculo entró un grupo de mariachis que lo acompañó en varias piezas rancheras. Pero algo que no se podía obviar esa noche es que, dos semanas antes, el artista había sido acusado de tener relación con el narcotráfico. Y lejos de eludir el tema, agradeció el apoyo de su público: “Tengo el alma destrozada, el corazón dañado, pero estén seguros que de ésta voy a salir. Lo que me salva de los rumores es su cariño y eso me hace feliz, soy un hombre afortunado”. Así, “Afortunado” sonó con algunos cambios como: Duermo tranquilo mis noches / porque nunca he traficado (en vez de: porque a nadie le he robado).

Foto: Colección Auditorio Nacional
Luego vinieron las alabanzas a las mujeres. La primera, arrancó la simpatía del público. En el corrido “Así te quiero”, donde cuenta un amor con una muchacha obesa a la que le pide que no adelgace, una admiradora gordita subió al escenario y bailó con él haciendo honor a la letra y a sus kilitos de más... También recordó algunos de sus temas escritos para interpretarse a dúo con mujeres. Lo acompañó la cantante Sully. 
En este largo recuento de su trayectoria, Joan Sebastian se despidió con “50 años”, que compuso luego de superar un cáncer, y con la mega exitosa “Secreto de amor”. Un espectáculo con calidad y entrega deja constancia de que este artista no es un hueso fácil de roer. 

Cronología 
1951 El 8 de abril nace José Manuel Figueroa en Juliantla, Guerrero. A los 8 años escribe sus primeros versos, dedicados a su tierra natal; su maestra no cree que sean suyos. 
1965 A los 14 sospecha que su vocación está en el sacerdocio e ingresa en el Seminario Conciliar de San José, Cuernavaca, Morelos. 
1968 Abandona el seminario al descubrir que su camino está en la música. Trabaja en un centro vacacional de Oaxtepec, Morelos, en donde conoce a la actriz Angélica María, quien al oírlo cantar lo recomienda a una casa discográfica en la capital y a los seis meses edita su primer sencillo, “Descartada”, que por obra del destino vende 12 mil copias en Ciudad Obregón, Sonora. 
1976 Luego de siete sencillos, sus productores le sugieren cambiar su nombre artístico y adopta el de Joan Sebastian (por los llanos de San Sebastián, donde nació y porque Juan significa “libre”). Su primer LP, El camino del amor, se convierte en un éxito que se extiende por todo el continente americano. 
1978 “Sembrador de amor” es interpretada en el campeonato mundial de fútbol de Argentina. 
Los 80 Esta década transcurre con altibajos. 
1995 Se lanza, al lado de Maribel Guardia, como actor estelar en la telenovela Tú y yo
1999 Compone uno de sus discos más exitosos, Secreto de amor, mientras atraviesa un estado de salud delicado (cáncer en los huesos). 
2000 Logra el Top Ten del Hot Latin Billboard con “Secreto de Amor”. 
2002 Obtiene el Grammy Latino en la categoría de Mejor Álbum Grupero por Lo dijo el corazón. El mismo trabajo le vale el Grammy como Mejor Álbum Mexicano-Norteamericano. 
2003 Su siguiente producción, Afortunado, le trae dos Grammy Latinos como Mejor Álbum de Música de Banda y como Mejor Canción Regional Mexicana (“Afortunado”). Por segunda ocasión recibe el premio ASCAP como compositor. Lanza su disco 35 (incluyendo recopilaciones y colaboraciones): Que amarren a Cupido. 
2004 Vuelve a ganar el Grammy con Afortunado, ahora en la categoría de Mejor Álbum Mexicano-Norteamericano. Con una familia de seis hijos y una salud bien repuesta, se presenta por primera vez en el Auditorio Nacional. 

Programa 
Mariana Seoane, telonera
Seré una niña buena 
Propiedad privada 
Me equivoqué 

Joan Sebastian
Tatuajes 
Lo dijo el corazón 
Hasta que amanezca 
25 rosas 
Contigo o sin ti 
Súbele 
Margarita 
Encarcelamiento 
Celia 
El peor de tus antojos 
El viejo joven 
Amorcito mío 
Un idiota 
El primer tonto 
Hay un tren a las cinco 
Recuérdame bonito 
Dos mares 
Como tú decidas 
Llorar 
Juliantla 
Don Marcos 
Así te quiero 
Oiga 
Rumores 
Tú y yo 
Maracas 
Y las mariposas 
Que amarren a Cupido 
Amar como te amé 
Dos opciones 
Secreto de amor 
Sentimental 
50 años 
Me gustas 
Julián 
Un cariño como tú
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.