viernes, 8 de agosto de 2003

Meat Loaf: La liga de los pesos completos

Couldn’t Have Said It Better - The Last World Tour / 8 de agosto, 2003 / 
8 625 asistentes / Función única / 2:00 hrs. de duración

Francisco Martínez Negrete
Su nombre real es Marvin Lee Aday. Desde chavito fue rollizo, al grado que —unos dicen que su padre, otros que un coach en la escuela— lo apodaron Meat Loaf, algo así como “cachazo de carnita” o “albondigón”. Años después, el sobrenombre y los kilos de energía en escena lo llevarían a la fama y a una meteórica estela a lo largo de más de 30 años como peculiar estrella del pop.  Y es que los gorditos brillan doble cuando la voluminosidad está correspondida con el talento: Fats Domino, el último Elvis, B.B. King, Big Mama Thornton, Mama Cass Eliot, Leslie West, David Crosby— la historia del rock, del blues y del rhythm and blues está surcada por claros, rotundos ejemplos. Y en México ¿quién no recuerda al centelleante Vittorino? 

Tejano de coraza, Meat Loaf se ha ganado cada kilo de su leyenda: frontman del sicodélico Popcorn Blizzard que teloneara en California las tocadas de The Who, los hermanos Johnny y Edgar Winter, Ted Nugent e Iggy Pop y los Stooges al final de los sesenta; estrella de musicales de gran calibre como Hair y The Rockie Horror Show  en plenos setenta, y, de pilón, actor —no pocas veces de su propio personaje— en una vasta filmografía, este rockero clásico dueño de un estilo un tanto popoperístico con tintes de Broadway que lo haría ganar numerosos adeptos con álbumes como Bat Out Of Hell, se presenta ahora, en su última gira mundial, en el Auditorio Nacional de México. Al fin podremos  verlo y escucharlo en cortito.

 “Más vale tarde que nunca”, pensamos más de dos en una audiencia que a poco va llenando las gradas y en la que prepondera la cuarentena. El comienzo es alucinante: el escenario oscuro se ilumina con estrobo fluorescente y, como salidos de la última pesadilla de un Stanley Kubrick con mal de san Vito, ocho encapuchados revuelan el espacio; en la negrura reinante sólo fosforescen máscaras verdes, manos azules, el bombo de la batería y las guitarras roja, rosa, amarilla, mientras una voz en off narra las peripecias de un adolescente inadaptado que destruye su guitarra contra el mundo.
Al hacerse la luz se revela la banda: tres lireros, bajo, teclado, batería y dos suculentas coristas —una rubia, su hija mayor, Pearl Aday; la otra, castaña, la espléndida cantante Patti Russo— acompañan al Carnitas, quien, como un añoso Nerón en el ajado esplendor de su más absoluta decadencia, se apodera con imperial desdén de las tablas. “Wasted Speech”, “Do It” y “Lemon” inician la andanada. La recepción es palatina: sus miles de fans levitan de sus asientos y lo ovacionan como a César tras la guerra de las Galias. Hay algo poderoso y siniestro en el personaje: la figura voluminosa, el ceño fruncido, los gestos que denotan cierta locura teatral y que lo emparentan con un villano de ópera, contrastan con el rock upbeat claramente setentero que destila la banda, y lo vuelven extrañamente atractivo para sus huestes. 
Sin embargo, la altura de México parece afectarlo y ello se refleja en la condición de su voz. Gracias a los potentes coros de Patti Russo, Pearl Aday y los muchachos de la banda, Meat logra sortear el escollo. El grupo baraja exitos de su más reciente cd No lo podría haber dicho mejor y viejas gloriosas flores de nostalgia: “Dead Ringer”, “Reeeved Up” y la insuperable “Anything For Love” que la cuarentena reclama y celebra. Con “Two Out Of Three”, “Frying Pan” y “Paradise” la banda mantiene la tensa altitud del concierto, si bien su capitán se ve agotado y extiende los brazos para recibir todo el apoyo incondicional de sus adoradores, quienes echan todos los kilos al asador tarareando cada rola al dedillo. Finalmente, en medio de una enorme y solidaria ovación el ídolo se despide y con “Bat” retorna a los avernos. 
Un público extraordinario el de México y un artista a todas luces profesional quien aun en condiciones adversas ha subido por más de dos horas a brindarse y dar todo en el escenario.

Cronología discográfica
1951 Marvin Lee Aday nace un 27 de septiembre en Dallas, Texas, EUA. Hereda el talento musical de su madre quien era cantante. En su temprana adolescencia recibe el apodo de Meat Loaf.
1966 Viaja a Los Angeles, California, donde forma sus primeras bandas: Popcorn Blizzard, y más tarde: Meat Loaf Soul y The Floating Circus. Abre conciertos de roqueros consagrados sin mucho éxito.       
1969  Su voz, que abarca cuatro octavas, lo encamina como actor en sus primeros musicales Hair y Jesús Christ Superstar. 
1970  Con la cantante Stoney graba un primer LP, Stoney And Meat Loaf, un fracaso comercial.
1973 Actuando en el musical Rainbow in New York en Broadway, conoce al escritor de ópera-rock Jim Steinman con quien formará una prolífica mancuerna artística.
1975  Se inmortaliza al lado de Susane Sarandon en la legendaria película The Rocky Horror Picture Show.
1977 Con Steinman cocina Bat Out Of Hell. Producido por Tod Rundgren, se convierte en mega éxito multi-platino.
1979 Estelariza, con Alice Cooper, Roadie, otra de sus múltiples intervenciones filmográficas. 
1982 En Dead Ringer,  su tercer disco, destaca un dueto con la cantante Cher.
1984 Graba en los estudios londinenses de Abbey Road: Bad Attitude. “Modern Girl” se convierte en hit no.1 en EUA.
1986 Blind Before I Stop, producido por el alemán Frank Farian, le vale el calificativo de El Richard Wagner del Rock.
1993 De nuevo con Steinman y Rundgren, Bat Out Of Hell II - Back Into Hell  marca su definitivo ascenso a la fama mundial.
1995 En Welcome To The Neighbourhood brilla un dueto con Patti Russo.
1997 Live Arround de World recoge su mejor trabajo en vivo.
1998 The Very Best Of Meat Loaf compila sus grandes hits.
2003 Couldn’t Have Said It Better lo lanza a su última gira, con la que visita México por primera vez. Tras su retiro en 2004, se dedicará a la actuación, su segunda carrera, igualmente prolífica. (F.M.N.)


Programa
Wasted Speech
Do it
Lemon
Mercury
Tear Me Down
Dead Ringer
Testify
Revvvved Up
Anything For Love
Couldn’t Said It
Two Out Of Three
Frying Pan
Paradise
Baaaat

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.