jueves, 12 de junio de 2003

México Puerta de las Américas: Encuentro de las artes escénicas

Salón Auditorio Nacional México, Música Electrónica. Dj’s, Nortec y Nopal Beat  / 
12 de junio, 2003 / 257 asistentes / Función única / 5 hrs. de duración

Sofía González de León
Son las 11:30 de la noche. Muchos de los amantes del rock que asistieron al concierto de Jaguares y Yerba Buena, se apresuran a dejar el Coso para seguir con el beat electrónico en el ahora llamado Salón del Auditorio Nacional. Muchos son observadores, productores o promotores, nacionales y de diversas nacionalidades, que han venido al encuentro México Puerta de las Américas, donde grupos y artistas de toda América han sido seleccionados para representar a sus naciones y promover su trabajo. El Salón se encuentra en el costado izquierdo del edificio, frente al Casino militar y al Campo Marte: anteriormente funcionaba como café bar comercial, sin demasiado éxito. Hoy es parte del Auditorio y se planea su completa remodelación en el presente año como foro de usos múltiples.

Para ser el primer día en que el Salón abre sus puertas a un evento musical, la concurrencia no es nada despreciable. Poco a poco, vamos ocupando la pista no sin agenciarnos una chelita que nos ayudará a entrar en ambiente. Entre los presentes hay curiosos, personalidades de la cultura, algunos actores –ellos también forman parte del encuentro y han llegado después de sus respectivas funciones-, pero domina el personal juvenil de indiscutible pertenencia a esa nueva raza que invade al mundo, tan sui generis como identificable, netamente adicta al movimiento DJ. Conocedora, es quien inicia la bienvenida con chiflidos y aplausos al primer grupo: God Is My Name (Fabian José, Morfeo Hernández y Uriel Villalobos), a pesar del nombre, originarios de Lagos de Moreno, Jalisco. Y es la raza quien define pronto la pauta a seguir: se trata de moverse, no importa cómo y de preferencia en soledad o en bola (aquí la pareja ya no está de moda). Al centro de la tarima ocupa el lugar protagonista una mac, secundada por teclados y mezcladoras, pero también entran en juego un saxofonista y un percusionista, Morfeo, quien da el mayor color a la banda, intercalando contratiempos divertidos a la mecanicidad de lo electrónico. Fabián le pone la salsa vocal al asunto. La cadencia es ponedora: no hay forma de sustraerse a este nopal beat y su buen humor. Son los creadores de “Reconstruction Eyes”, rola de la pista sonora de la película mexicana Amarte duele

La amiga que acompaña a quien relata esta crónica suelta tan pronto un comentario contundente, ante el volumen del sonido: “es que, o bailamos, o nos empedamos, o mejor nos salimos”. Optamos por agitar el bote sin recato. Y, como la mayoría, no podemos detenernos antes de las 3:30 de la madrugada para corroborar, grupo a grupo, la fórmula que este género provoca: adicción. 

Siguen Bostich y Fussible, ambos del Colectivo Nortec. Ahora Ramón Amezcua Sánchez, apodado El padrino del nortec, miembro único de Bostich,  apreciado en clubes de Europa, EUA, Japón y América Latina, ocupa solo el escenario, con el pico clavado en los aparatos y jamás le vemos el rostro. Sí apreciamos su música, más cerebral y más compleja que la anterior, con una búsqueda más consistente, que introduce sonidos de la tambora sinaloense y otras músicas tradicionales de México. Perfecto para bailarines solitarios y estrambóticos que no tardan en lucirse sobre la pista.
Fussible es un dúo integrado por Pepe Mogt y Jorge Ruiz, norteños también (de Tijuana). Se dieron a conocer en 1997 con su mezcla de ritmos electrónicos y músicas del noroeste mexicano. Son, nada menos, que los creadores del llamado Nortec (contracción de norteño y techno), sonido experimental al cual se han unido varias bandas electrónicas. Con ellos se vuelven a agitar los grupúsculos de la sala y desfilan imágenes obsesivas sobre una pantalla. La gente los aprecia.
Cuando llega Sussie 4 –integrado por dos guanajuatenses nopalbeateros: su productor César Gudiño y el multi instrumentista Odín Parada- viene un levantón de energía entre el público: se revela entonces la preferencia general por un estilo mucho más disco, ciertamente más digerible. 
Finalmente, llega Plankton Man (Ignacio Chávez Uranga) –ex nortec ahora residente en Los Ángeles, EUA. El personal sobreviviente de esta fiesta (queda como la mitad) sigue agitando la juventud de sus cuerpos e intenta entrar en esta interesante mezcla de electrónica, ritmos norteños, jazz y sampleos de ruidos callejeros y voces. Su resonancia internacional habla por sí sola: ha alternado con Tricky, Chemical Brothers, Photek, Fatboy Slim y el excelso Manu Chao. También ha realizado remixes para el más versátil de los cuartetos de cuerdas, el Kronos Quartet.
Y así, se va diluyendo en el amanecer el primer concierto-reventón que ofrecen las instalaciones del nuevo Salón del Auditorio Nacional. Sólo ha sido una probadita. Esperamos más sorpresas en un futuro nada lejano. Por ahora no nos queda más que celebrar este peculiar encuentro de algo que podría denominarse nueva tribalidad: mezcla de música seria y frívola, de ritual y reventón (un rave –entre fiesta y happening- puede hacer durar más de 24 horas la hipnosis musical y psicotrópica). Sin duda, imagen nítida de nuestra época: contradictoria, inclusiva de expresiones culturales aparentemente dispares, que busca nuevas formas de comunicación. Un solo deseo: ojalá se vayan uniendo más féminas a este movimiento casi exclusivamente masculino, cuando ellas se atrevan a romper con prejuicios sociales y quizá con el miedo ante el manejo de la tecnología...

Programa

God Is My Name (Colectivo Nopalbeat)
Drum n’ Bass Session

Bostich + Fussible (Colectivo Nortec)
Música electrónica y visuales

Sussie 4 (Nopalbeat)
Sussie 4

Plankton Man (Nortec)
Norteño Break-Beat

Nopal Beat es un colectivo de productores de música electrónica y DJs que surgió en el 2000 en Guadalajara (Jalisco) con el lanzamiento de un primer álbum, bajo los auspicios de una disquera independiente (Opción sónica): Acid Cabaret. Nopal Beat Compilation Vol. 1. El híbrido creado, acid cabaret, es una fusión de estilos electrónicos (house, tech house, drum’n’bass, techno) y la música arrabalera mexicana (danzón, mambo, cha-cha-cha, etc.). Once de los tracks presentados fueron creados por Double Helix (Luis Flores y Jorge HM); los demás estuvieron a cargo de Sussie 4 (César Gudiño y Odín Parada), Galápago (Guillermo Ramírez) y Axkán (Federico Sánchez). El álbum generó gran impacto en México y en España, donde fue reeditado. En 2001 se unieron al colectivo Fat Naked Lady y Tovar. A principios de 2002 crearon Nopal Beat Records, como un sub sello de EMI y lanzaron su segundo álbum al que se añadieron God Is My Name, Shock Bukara, Club Nova y Martín Parra. Tan sólo a finales del año, ya contaban con ocho grabaciones de larga duración y cinco EPs, con algunas colaboraciones de cantantes como Ely Guerra y Valentina González. Otra producción interesante del creciente colectivo es su serie de DJ Sessions. 

De la amplia escena electrónica de Baja California de los últimos 15 años (Avant Garde, Artefacto, Vandana, Ford Procco, 3dtv, DJ Tolo, Tlahuilia, THC...) destaca el colectivo Nortec, conformado actualmente por Fussible (Pepe Mogt y Melo Ruiz), Terrestre (Fernando Corona), Planktonman (Ignacio Chávez), Bostich ((Ramón Amescua), Clorofila (Jorge Verdín y Fritz Torres), Hiperboreal (Pedro G. Beas y Claudia Algara) y Panóptica (Roberto Mendoza). Su objetivo: fusionar la modernidad tecnológica (high tec y low tech) con las músicas del norte de México (norteña, ranchera, banda sinaloense, etc.). En 1999 dieron a conocer su primer trabajo, Fono, gracias al sello independiente Opción sónica. El Segundo álbum, Nortec Collective. The Tijuana Sessions, Vol. 1, le ha dado la vuelta al mundo, levantando gran interés, en toda la Repúbica y en Alemania, Japón y EUA. Sus creadores son multidisciplinarios: músicos, diseñadores gráficos, arquitectos, cineastas, artistas visuales e incluso estilistas de moda, originarios de Ensenada y la peculiar y fronteriza Tijuana: lugar de mezclas por excelencia y en todos sentidos. (S.G.L.)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.