viernes, 14 de febrero de 2003

Cristian: Se hace camino al andar


Azul / 14 y 16 de febrero, 2003 / 12 442 asistentes / 
2 funciones / 2 hrs. de duración

Mariana Norandi
No es fácil ser hijo de una gran estrella y querer brillar en el mundo artístico con luz propia. Casos de malogrado estrellato fueron protagonizados por los vástagos de Bob Marley, John Lennon o en México, José Alfredo Jiménez. Pero existen otros ejemplos, como Alejandro Fernández, Enrique Iglesias o Miguel Bosé, que han logrado destacar en el mundo del espectáculo por sus propias cualidades superando el peso del apellido y, en algunos casos, el éxito de sus progenitores. Por este camino ha empezado a andar el primogénito de Verónica Castro quien, poco a poco, ha ido haciéndose de un digno y meritorio lugar en el ambiente musical.

Si sus primeros pininos, a la edad de cinco años, están ligados a la actuación televisiva, su salto definitivo a la canción lo da a los quince, con su participación en el Festival OTI. Dos años más tarde llegaría la grabación de su primer disco como solista, Agua Nueva, con el que comienza una lucha interna y profesional por lograr el sueño de ser valorado y estimado como cantante. Hoy, el fruto de ese esfuerzo empieza a madurar. Tras Azul y su último lanzamiento titulado Grandes Hits, ha logrado cuajar en el gusto popular nacional e internacional, traspasando las fronteras mexicanas con su Cristian en directo... le canta al amor por varias ciudades de España, Estados Unidos, Centro y Sudamérica. Con diez años de carrera recién cumplidos, lleva vendidas más de seis millones de cds, ha recibido 27 discos de platino y 52 de oro, la Antorcha de Plata en el Festival de Viña del Mar, el Billboard Latin Music Award y ha sido nominado al Grammy como mejor intérprete pop masculino. 

En estos momentos en que todo el mundo habla de guerra, hay quienes prefieren escuchar canciones de amor como las de Cristian y crearse un universo aparte, impermeable al exterior y empapado de romanticismo. 
Hacía cinco años (en 1998) que Cristian no visitaba el Auditorio Nacional. La última ocasión lo hizo también un 14 de febrero. 
Los primeros en aparecer fueron los múltiples acompañantes de su gira: su banda, cinco bailarinas vestidas de negro, tres coristas y una docena de músicos de orquesta, cuyo sonido se acopla perfectamente al estilo musical del intérprete dotando sus baladas de más consistencia y profundidad. 
Con traje formal, pantalón gris, saco negro y corbata, el ídolo irrumpió en el escenario, mientras sus familiares y amigos, que ocupaban las primeras filas, agitaban cordones fluorescentes y globos con su nombre. Una tarima y cuatro escaleras aportarían movimiento a la escena y lo acercarían por momentos a su público. 
El concierto inició con un tema perteneciente al principio de su carrera, “Es mejor así”, ante un foro casi repleto donde había un claro predominio de parejitas enamoradas. “Feliz día del amor y la amistad, voy a mandar un beso hasta allá atrás, va a haber canciones de amor para México con todo mi cariño”, fueron las primeras palabras del cantante, quien se mostró contento de volver al Auditorio y a su país, pues radica desde hace varios años en Miami. Tras “Nunca voy a olvidarte” y “Amor”, Cristian volvió a dirigirse a sus fans: “hoy es un día muy especial porque, como ustedes saben, me caso... me perdieron.” Ellas protestaron con un largo ¡¡¡Nooooooo!!!, al que respondió: “Creo que será muy positivo para mí, para dar más a mi público. Gracias a mi cupido, Cristina. Dedico esta canción a mi novia, Gabriela Bo”. Y cantó “Con ella” seguida, entre otras, de “Solo”, “Agua Nueva”, “Yo quería” y “Después de ti” de José Feliciano.
El repertorio mantuvo toda la noche un tono de balada suave que invitaba a escuchar más que a moverse. Esto creó un ambiente íntimo, de complicidad, donde el público coreaba –o susurraba al oído de la pareja- los estribillos más conocidos. Pero, en una velada de amor, no podía faltar el sonido de los violines y guitarrones de un mariachi. Así que, a mitad de concierto, hizo su aparición el Vargas de Tecatitlán para acompañar en dos canciones de Juan Gabriel: “Mañana” y “Mi vida sin tu amor”.
Cristian reflejaba estar viviendo un importante momento profesional y personal y no se cansó de hacer bromas al respetable, como cuando saludó a su abuela: “estoy muy contento porque me acompaña mi mamá, pero estoy más contento porque me acompaña mi abuelita que nunca viene a mis conciertos porque es fan de Luis Miguel... pero me vale”. El momento más emotivo llegó con el tema “Verónica” (dedicado a su madre), mientras en las pantallas de video se proyectaban imágenes de la célebre animadora y de la niñez del intérprete. El espectáculo finalizó con Love in my Life del legendario Freddy Mercury, “Cuando me miras así” y el mega éxito “Azul” donde el público, finalmente, se levantó a bailar.
A sus 29 años, Cristian Castro no sólo ha encontrado novia, sino un estilo propio de cantar; una balada ligera, de corte clásico, destinada a un público plural en edades pero con una misma manera, sentimental e idílica, de vivir el amor. 

Cronología discográfica
1974 Nace el 8 de diciembre en la Ciudad de México.
1979 Debuta como actor en la telenovela El derecho a nacer.
1981 Es lanzado como estrella del grupo Kristian y sus pollitas y graban un disco.
1989 Participa en el Festival OTI: abandona la idea de estudiar cine o filosofía y letras, para dedicarse en cuerpo y alma a la canción.
1992 Vende su coche y agota sus ahorros juveniles para grabar su primer disco, Agua Nueva. Logra colocar varios temas en los primeros lugares de preferencias.
1993 Con Un segundo en el tiempo es nominado al Grammy en la categoría de Mejor Cantante Pop Masculino. 
1994 Graba El camino del alma. “Mañana”, de Juan Gabriel, logra el primer lugar de las listas junto con “Amor”. 
1996 Sale a la venta El deseo de oír tu voz.
1997 Lanza su quinto disco con el productor Rudy Pérez: Lo mejor de mí, con el que se mantiene durante semanas en el No. 1 de las listas Billboard y logra importantes reconocimientos. Son numerosos los hits: “Si tú me amaras”, “Amaneciendo en ti”, “Lloran las rosas”, “Después de ti...¿qué?”.
1998 Pisa por primera vez el Auditorio Nacional.
1999 Crea, junto con el productor Kike Santander otro exitoso cd: Mi vida sin tu amor. 
2001 Lanza Azul, con el que solidifica una década de carrera artística.
2002 Durante el mes de diciembre, en el balneario uruguayo de Punta del Este, conoce a Gabriela Bo, hija de un importante empresario paraguayo con la que decide casarse pocos meses más tarde. Realiza una exitosa gira por España, Estados Unidos, Centro y Sudamérica que le abre las puertas del mercado internacional. (M.N.)

Canciones interpretadas
Es mejor así
Nunca voy a olvidarte
Amaneciendo en ti
Alguna vez
Amor
Con ella
Una y mil veces
Solo
No podrás
Necesitas amor
Agua nueva
Yo quería
Lloviendo estrellas
Mi vida sin tu amor
Mañana
Vuélveme a querer
Lo mejor de mí
Ángel
Después de ti... ¿qué?
Lloran las rosas
Sé mi aire
Por amarte así
Volver a amar
Love Of My Life
Verónica
Cuando me miras así
Azul
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.