jueves, 14 de febrero de 2002

Pablo Milanés y Eugenia León: Se va aquella edad, pero llegan nuevos sueños

Foto: Colección Auditorio Nacional

Cómplices / 14 de febrero, 2002 / Función única / 7 937 asistentes / 
2.30 hrs de duración / Promotor: FR Producciones

Mariana Norandi
Se conocen hace tiempo y existe mucha admiración entre ellos, pero nunca han cantado juntos ni entablado una amistad. Hasta que el año pasado, cuando Milanés graba con varios amigos Pablo Querido, la invita a interpretar “Ya se va aquella edad”. Eugenia León lo recuerda como algo sublime y hecho a su medida: “el tema que grabamos habla de que se van las edades, se van las cosas... realmente me queda perfecto”. 
En octubre del año pasado, durante el concierto homenaje a Pablo Milanés en el Auditorio Nacional, ambos deslumbraron al público con su química escénica. Pero no todo era nostalgia de edades perdidas: a sus vidas llegaban nuevas satisfacciones y sueños compartidos que se traducirían en el inicio de una fructífera amistad y proyectos comunes. 
Meses después, Eugenia y Pablo trazan las líneas de su nuevo proyecto. Ensayan tangos, boleros, trova y hasta prueban la compañía del mariachi. Sus voces se acoplan estupendamente y sus sentimientos musicales se funden. La presentación de tan sugestivo espectáculo no se hace esperar. Bajo el nombre de Cómplices, eligen una fecha cercana y cargada de símbolos: el día de San Valentín. 
Seguramente el número de asistentes esta noche es par, pues el Auditorio está poblado de parejas que aprovechan para celebrar el amor, entre besos y abrazos. 
En la parte izquierda del escenario, una foto promocional del dueto. A la derecha, el célebre y apasionado poema de Mario Benedetti que resume el espíritu del encuentro: “Si te quiero/es porque sos/mi amor/mi cómplice/y todo/y en la calle/codo a codo/somos/mucho más/que dos...”. 
David Torrens es el encargado de abrir el concierto. Presentado al público mexicano por Francisco Céspedes en este foro, prueba una vez más su soltura –con “Parece o será”, “Intoxícame” y “Por ti seré”- como buen representante de la nueva generación de compositores cubanos que, si bien introducen una amplia variedad de ritmos y estilos musicales, siguen mostrando una fuerte herencia de la Nueva Trova. 
Tras la breve intervención de su paisano, Milanés entra lentamente en el escenario vestido de negro, toma la guitarra y suelta un típico comentario de su suave humor melancólico: “espero que no me declaren persona non grata por venir tanto a este país. Hoy voy a cantar cosas de amor al lado de una de las mejores voces de México”. Acompañado por seis músicos, inicia con “Días de gloria” y “Si ella me faltara alguna vez” dedicada a su esposa Sandra. No hace esperar más al público conocedor: una romántica versión de “Yolanda” es coreada unánimemente. 
Entre piropos y aplausos, Eugenia se presenta de blanco, fresca, espontánea y alegre. Sin mucho preámbulo, llega el dúo más esperado, germen de esta nueva alianza: “Ya se va aquella edad”. De allí, se siguen las alternancias... El repertorio de Pablo se centra en sus grandes éxitos, mientras que el de Eugenia, variopinto, pasa por boleros, tangos y otros de los múltiples estilos que esta espléndida intérprete sabe manejar. En los momentos que comparten micrófono, destacan las versiones de “Penélope” de Joan Manuel Serrat y “Vengo a ofrecer mi corazón” de Fito Páez. 
 
Foto: Colección Auditorio Nacional
A medida que transcurre la velada, la cantante se muestra mucho más comunicativa y graciosa que su compañero; su voz adquiere más fuerza y brillo, apagando, en ocasiones, el estilo intimista de Milanés. El clímax del encuentro llega con “Un mundo raro” de José Alfredo Jiménez acompañados del mariachi de Jesús Rodríguez de Híjar. En respuesta al entusiasmo y sorpresa del público por oír al cubano cantar mariachi, éste obsequia a los asistentes “Ella” de José Alfredo. Como broche final de esta fiesta romántica, “Para vivir” y “Sólo te pido”. El público abandona el recinto con buen sabor de boca, contento de ver juntos a este gran cantautor latinoamericano y a una de las voces femeninas más hermosas del continente.

Programa
David Torrens: Parece o será / Por ti seré / Intoxícame 
Pablo Milanés: Días de gloria / Si ella me faltara alguna vez / Yolanda / Sandra / Mírame bien / El breve espacio/ Eugenia León: Luna / Para quien merece amor / Mi rival / Luz / Los pájaros / Como yo te amé / Con Eugenia León: Ya se va / Contigo en la distancia / Paloma ausente / Rabo de nube / De qué callada manera / Penélope / Yo vengo a ofrecer mi corazón / Años / Con mariachi: Mundo raro / Pablo Milanés: Ella / Eugenia León: Vámonos / Ambos: Si nos dejan / Para vivir / Yo no te pido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.