jueves, 6 de noviembre de 1997

Yanni: ¿Tributo de Yanni a la humanidad o viceversa?

Foto: Colección Auditorio Nacional

Tribute / 6 al 10 de noviembre, 1997 / 5 funciones / 
49, 006 asistentes / 2:30 hrs. de duración 

Sofía González de León
Después del éxito rotundo de su álbum En vivo desde la Acrópolis –que registró más de 7 millones de copias vendidas en el mundo- Yanni dedicó dos años de intenso trabajo (él afirma que los más difíciles de su vida) a la preparación de su nuevo y aún más ambicioso proyecto: la oportunidad de dar magnos conciertos en algunos de los monumentos más célebres, impactantes y sorprendentes del orbe, considerados patrimonio de la humanidad. Había escogido, además del Taj Mahal (cerca de Agra, India) y la Ciudad Prohibida (en el corazón de la capital china), el centro ceremonial azteca de Teotihuacán, pero al final no pudo obtener la autorización para presentarse en este último. Sin embargo, quiso hacerlo en el Auditorio Nacional en tres fechas que se ampliaron a cinco por petición popular y que gozaron de llenos totales. Los conciertos ofrecidos en la India y en China fueron difundidos por TV a cientos de millones de personas en el mundo. A un mes de su lanzamiento, Tribute recibió tan sólo en México, un disco de platino por la venta de 100 mil copias. Yanni le rinde tributo a los grandes tesoros de la humanidad y ésta le responde de inmediato, ¡y con creces! 

Y así ha sido el éxito relámpago de este pianista-tecladista-compositor norteamericano de origen griego. Sus detractores –pues sí los tiene, e incluso en páginas del internet dedicadas expresamente en su contra- podrán tacharlo de cursi, meloso y grandilocuente, pero nunca podrán negar la rotunda pasión que desata a nivel masivo con sus piezas instrumentales, nacidas de su lírica inspiración (es orgullosamente autodidacta) desde 1989, una vez que obtuvo la licenciatura en psicología en la Universidad de Minnesota, EUA, y luego de foguearse un poco en una banda un tanto roquera llamada Chameleon. Al igual que Vanessa-Mae, Kenny G, Jean-Michel Jarre, o Kitaro, forma parte de los fenómenos superexitosos y grandilocuentes del entretenimiento global new age de fin de siglo. 
Y al igual que los músicos ya citados –independientemente del gusto de cada quien-, Yanni encontró una fórmula con la que puede desplazarse a través de los continentes llevando sonidos agradables y terapéuticos a la gente e intentando comunicar sentimientos de hermandad y paz. Después de 15 álbumes y del éxito en la Acrópolis de Grecia, el músico se hizo de un gran equipo de trabajo y constituyó una agrupación multinacional de 45 elementos que él mismo ha bautizado como Orquesta de las Naciones Unidas. Entre sus principales ejecutantes se encuentra una decena de excelentes solistas, a quienes tuvimos el gusto de apreciar: la violinista Karen Briggs, el flautista venezolano Pedro Eustache o el guitarrista peruano Ramón Stagnaro. El sonido que Yanni logra con su teclado de tres pisos (cual nave espacial) junto con su orquesta, es lo que enloquece a sus seguidores. Como él mismo lo dice: “una sinfonía puede generar tremendo volumen, belleza y emoción… Los teclados, por otro lado, nos dan acceso a millones de sonidos. Al juntarse, el resultado es único”. 
El Auditorio Nacional podrá no tener el misterio imponente de una Ciudad Prohibida o la magia ancestral de un Taj Majal, el más bello y monumental mausoleo jamás construido por un emperador enamorado (llamado Yahan), en memoria de su esposa; pero el Coloso de Reforma es “sin pecar de exageración (dice Yanni) uno de los mejores que he visto en el mundo. Tiene todo y es cómodo para 10 mil espectadores, lo cual es sorprendente”. Y fue en éste, nuestro coloso chilango, donde pudimos confirmar los poderes de convicción y de catarsis que poseen las creaciones de Yanni, el gozo en ell que se desempeña su enorme agrupación (encabezada por el armenio Armen Anassian), al crear una auténtica comunión con los asistentes; también pudimos apreciar los excelentes juegos de iluminación que posibilitaban la perfecta atmósfera para el pleno disfrute de una música que nunca rebasó niveles de audición soportables por el oído humano.

Foto: Colección Auditorio Nacional
Como es su costumbre, el famoso tecladista estaba vestido de blando de pies a cabeza, daba breves explicaciones de sus piezas y señalaba el uso de ciertos instrumentos tradicionales como el charango latinoamericano, una flauta china de hace dos siglos para evocar el canto de un pájaro que cierto día se posó en su ventana (“Nightingale”) o el misterioso didjeridoo que interpretó el bailarín y músico australiano David Hudson, en el nuevo arreglo al ya consagrado hit “Keys to Imagination”. El público no dejó de mostrar su complacencia en esta segunda visita de Yanni a nuestro país; se ponía de pie cada vez que reconocía una melodía y se dejaba sorprender por la cadencia de los nuevos temas, como siempre desbordantes de romanticismo, de evocaciones clásicas y ahora con ciertos ecos de Oriente. 

Retrato parlante 
Nombre completo: Yanni Hrisomallis (se pronuncia Crisomalis) 
Nacimiento: en Kalamata, grecia, 14 de noviembre de 1954 
Estudios musicales: autodidacta, con oído perfecto (este término significa que puede reconocer las notas sin necesidad de acudir a un instrumento). De hecho no lee música, y para anotar sus ideas utiliza una notación que él mismo inventó. 
Otras gracias: a los 14 años rompió un récord de natación en Grecia y soñaba con ser campeón olímpico. Estudió la licenciatura en psicología en la Universidad de Minnesota, EUA. También escribe música para programas de TV, para cine y comerciales. 
Sobre el amor: “las relaciones deben ser una experiencia liberadora y no esclavizante… no deben abordarse desde la carencia o la necesidad. Si buscas un compañero para realizarte como ser humano, estás en problemas”. 
Sobre su vejez: “cuando esté viejo y no tenga más ganas de viajar, podré dedicarme un poco más a hacer música para cine”.



Piezas interpretadas 
Desire / Aria / One Man’s Dream / Nostalgia / In My Time / Dare to Dream / reflexions of Passion / Within Attraction / Marching Season / In the Mirror / Chasing Shadows / Out of Silence / Chameleon Days / Acroyali / Standing in Motion / Niki Nana (We Are One) / Santorini / Deliverance / Adagio en do menor / Renegade / Dance with a Stranger / Tribute / Prelude / Love is all / Southern Exposure / Waltz in 7/ 8 / Nightingale.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.