domingo, 30 de noviembre de 1997

Anastasia: Difícil hacerle la competencia a Disney


Premiere de cine / 30 de noviembre, 1997 / Función única / 
5,383 asistentes / 94 min. de duración 

Se trata de la primera película de dibujos animados de la Twentieth Century Fox –basada en la célebre leyenda de los Romanov, la familia imperial rusa de principios del siglo XX- cuya realización tomó tres años, durante los cuales 300 personas participaron en los bosquejos pintados a mano de las poco más de mil 350 escenas que la comprenden. 
Aunque la animación de Anastasia no es tan asombrosa como la de las películas más recientes de Disney, sí supera la de An American Tail, film que Don Bluth realizara al lado de Steven Spielberg en 1986 (Bluth fue dibujante en numerosas cintas de Disney como La bella durmiente, 1955, o Winnie the Pooh, 1974). Hay momentos en que los labios de los personajes no sincronizan a la perfección con las voces y en otras ocasiones los detalles de fondo son escasos; sin embargo, el colorido de Anastasia es muy rico, los personajes se mueven con mucha gracia y el guión contiene buenas dosis de humor a cargo de los personajes de Rasputín, su pequeño murciélago blanco y el perrito amigo de Anastasia. Son muy vistosas también las imágenes de la ciudad de San Petersburgo, procesadas en computadora.
Musicalmente, los críticos opinan que Anastasia es mejor que cualquiera de las pistas que Disney nos ha brindado después de la muerte de su principal compositor, Howard Ashman. Compuestos por Stephen Flaherty, con letras de Lynn Ahrens, los 16 temas de este filme son realmente vivaces y siguen el corte espectacular de los musicales de Broadway. 
Han sido numerosas las recreaciones teatrales, televisivas y cinematográficas de la famosa e intrigante historia de la princesa rusa Anastasia. De entre ellas destaca la caracterización de la genial Ingrid Bergman. Esta producción de dibujos animados se basó en un guión para TV y en la obra de teatro escrita por Marcelle Maurette, de manera que la relación con los hechos reales se perdió casi por completo, para dar paso a un cuento de príncipes y princesas valientes contra magos demoníacos. La extraordinaria personalidad y dimensión del enigmático Rasputín (considerado santo en aquella época en Rusia) se ve reducida a la de un brujo perfectamente maligno. Y la única referencia a la Revolución bolchevique es una tajante desacreditación: “San Petersburgo sufre de mucha depresión (cantan sus habitantes)… la vida ha sido triste tras la Revolución…” Se trata, pues, de una historia muy simplificada, un pretexto para crear una amena metáfora sobre el bien y el mal, y que toca un tema impactante para las mentes de todos los niños: la pérdida y recuperación del verdadero hogar, por medio del amor. 
Como en todo buen melodrama los buenos y los villanos luchan entre sí. Al primer bando pertenecen los Romanov junto con sus sirvientes y servidores (Vladimir y Dimitri), que una noche son maldecidos por el brujo Rasputín, quien pretende acabar con el poder de los zares y que sus herederos no puedan seguir reinando. 
La abuela de la princesa Anastasia, última descendiente de los Romanov, pretende huir con la pequeña a París cuando estalla la revolución civil, pero antes de abordar el último tren a Francia la niña se extravía. Anastasia crecerá con el nombre de Anya, en un orfanatorio. No podrá recordar nada acerca de su familia, aunque lleva consigo un pendiente con la llave de una cajita de música que su abuela le obsequió de niña y que contiene inscrita la leyenda “juntas en París”, gracias al cual será reconocida como la auténtica princesa. Mientras tanto, la abuela ofrece una recompensa millonaria a quien encuentre a su nieta. 
Convertida en una joven rebelde y obsesionada por descifrar el secreto del pendiente que porta en el cuello, Anya deja el orfanatorio y se encuentra accidentalmente con Dimitri y Vladimir quienes llevan varios meses reclutando chicas con las características que busca la abuela para poder dar con la verdadera princesa. Logran convencerla de que se vaya con ellos a la capital francesa. En el camino les suceden varias aventuras que tendrán que sortear. 
Más allá de la ambición y la diferencia de clases sociales, entre Dimitri y Anastasia surge el amor, sentimiento que también servirá para romper la maldición de Rasputín y cerrar la trama con el clásico final rosa y feliz. 

Elenco 
Anastasia Meg Ryan Dulce Guerrero / Thalía (canto) 
Dimitri John Cusack / Mario Castañeda / Raúl Carballeda 
Vladimir Kelsey Grammer / Esteban Siller / Luis M. Marmolejo 
Rasputín Christopher Lloyd / Germán Robles / Francisco López 
Bartok Hank Azaria / Javier Rivero 
Sophie Bernadette Peters / Yolanda Vidal / Yvette Pérez 
Marie (abuela) Angela Lansbury / Beatriz Aguirre 
Joven Anastasia Kristen Dunst / Cristina Hernández / Myrna Garza
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.