sábado, 23 de noviembre de 1996

Miguel Ríos: ¿Qué es un verdadero fan?

Foto: Colección Auditorio Nacional


Como si fuera la primera vez / 23 de noviembre, 1996 / Función única /

 2:00 hrs. de duración / 9,461 asistentes 

Un fan verdadero es aquel que no deja de rezar por que sus ídolos se presenten en los grandes teatros de su ciudad, aunque se trate de artistas de antaño o provenientes de tierras lejanas; un fan digno de respeto es aquel que se prepara con semanas de antelación para recibir a quien lo ha hecho vibrar con su música, y desempolva de su fonoteca CD’s, casetes e incluso antiguos elepés para refrescarse la memoria, repasar sus canciones favoritas, con el fin de poder entonarlas a todo pulmón a la hora del concierto y así entregárselas de vuelta a quien les dio vida: como una forma de agradecimiento, El fan(ático) –su nombre lo indica- sabe que si realiza esos preparativos, si se pone en el canal, el concierto se convertirá en un verdadero ritual, en donde podrá experimentar esa embriaguez, ese placer físico-emocional, espíritu-intelectual que sólo la buena música puede otorgar. 

A decir de la participación entusiasta y cantora de casi 10 mil espectadores en el concierto del veterano roquero Miguel Río en el Auditorio Nacional, no queda duda de que se trataba de verdaderos fans made in Mexico, es decir, llenos de corazón. Y se lo merecía plenamente; porque llevaba cinco años de no presentarse en este escenario, por ser contemporáneo de los Beatles y uno de los primeros en la internacionalización del rock en español –después de nuestro Enrique Guzmán y los Teen Tops-, por cumplir con su papel de Presley español durante más de 30 años, porque a sus 52 años sigue presumiendo sus largartijas y carreras por todo el escenario, porque cantó a pesar de una feroz laringitis, por su enorme carisma y simpatía, por su fantástica voz y su gran capacidad de compenetración con el público. 
Miguel Ríos es un clásico entre los roqueros y aunque él mismo se considera más intérprete que compositor, su manera de apropiarse de rolas del repertorio clásico del rock, de autores como Sabina o Charlie García es tan personal, que es mucho lo que tiene de creador: no es gratuito que el Rey Juan Carlos I de España le haya otorgado la Medalla al Mérito en las Bellas Artes. Su trayectoria, dentro de la música que más refleja el alma popular del siglo XX urbano, es excepcional: empezó a principios de los 60 como Mike Ríos Rey del Twist, para luego adentrarse, con mucho talento y durante toda una vida, en los más variados estilos: swing, blues, pop, balada, jazz clásico, bolero… (todo “bajo el manto” del rock). En su apoteósico concierto en el Auditorio Nacional hizo un conmovedor recorrido por sus más grandes éxitos y nos vino a demostrar que sigue al pie del cañón, con material de su nuevo álbum precisamente (sorprendentemente), como si fuera la primera vez.

Foto: Colección Auditorio Nacional

Retrato parlante 
Apodos: Mike Ríos, Rey del Twist, Hijo predilecto del rock, El Presley español 
Nacimiento: Granada, España, un 7 de junio de 1944 
Brevísima biografía: Al igual que Serrat y que Sabina, pasó su infancia en un colegio salesiano (parece que allí preparaban roqueros rebeldes): De familia numerosa (siete hermanos), adquirió desde niño el gusto por la aventura callejera, que luego se convirtió en aventura de carretera, bohemia y, sobre todo, muy buen rock and roll. Ríos ha tenido un éxito rotundo desde sus primeras canciones, hasta el día de hoy, y sigue conmoviendo a todas las generaciones. 
Sobre el público mexicano: “…en cuanto uno lo conoce, queda embrujado”…”Sois de esos públicos que uno sueña”…”¡Cantáis de poca madre”! 
Sobre el retiro: “el único que le va a poner fecha a mi retiro es el público”. 

Canciones interpretadas 
Bienvenidos 
La noche 
Niños eléctricos 
Nos siguen pegando abajo 
El blues de la soledad 
Santa Lucía 
No voy en tren 
¿Qué quieres de mí? 
Como unos viejos calcetines 
La tormenta (la célebre Stormy Weather) 
El ruido de fondo 
La balada de la vida feroz 
Cerca del mar 
Tu voyeur 
Lágrimas en la basura 
Como si fuera la primera vez 
Directo al corazón 
Reina del queroseno 
El blues del autobús 
Al andaluz 
Todo a pulmón 
Rock and roll Boomerang 
Mientras el cuerpo aguante 
Año 2000 
Sábado en la noche 
El himno a la alegría (adaptación rocanrolera del célebre canto de la Novena Sinfonía de Beethoven) 
Ansiedad
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.