viernes, 13 de septiembre de 1996

Jaguares: ¿Los mismos o diferentes?

El equilibrio de los Jaguares / 13 y 14 de septiembre, 1996 / 
Dos funciones / 2:00 hrs. de duración / 19,606 asistentes 

Caifanes muere de manera natural. Se disuelve como aquellos amores que van decayendo y un día “sólo pasa el aire” entre sus protagonistas. Y la culpa no es de nadie, es sólo la vida que llama a otra parte. Porque los Caifanes mueren para renovarse, de sus pasos nacen Jaguares, de su imagen urbana, una selvática, más idílica, más de los 90; con preocupaciones más cercanas a la naturaleza, a la magia, a lo primitivo y lo desconocido que llevamos todos dentro; con una búsqueda sincera e interesantes fusiones de símbolos y sonoridades, algunas del México profundo (integran, por ejemplo, unos cánticos grabados en la calle en Durango). 

Sin embargo, la pregunta surgió natural durante los conciertos del Auditorio Nacional: ¿de verdad son tan diferentes los Jaguares de los Caifanes? El público (que nunca se equivoca) gritaba, entre confundido y alegre ambos nombres: “…guares, …guares, Jaguares…Caifanes…fanes, …fanes!” Celebraba la novedad sin dejar de señalar la evidencia de que siguen siendo, por así decirlo, el mismo jaguar revolcado: porque siguen Alfonso y Saúl (este último, líder y alma de ambos grupos y autor de la mayoría de los nuevos temas) y porque, al fin y al cabo, decidieron seguir tocando el material de Caifanes con los nuevos integrantes. Hubo quien extrañó la presencia del antiguo guitarrista Alejandro Marcovich, pero también se celebró la calidad y virtuosismo de J. Manuel Aguilera y la presencia, en los coros, de otra estrella del rock mexicano: Cecilia Toussaint. Al final, es que la creatividad roquera pueda seguir su curso y los conflictos internos hayan cesado, que el silencio discográfico de dos años y el mutismo de un año que le impusieron tres operaciones de la garganta a su vocalista, hayan terminado. 
De cualquier manera, se llevó a cabo el bautizo con pompa y circunstancia: el líder cantante llamó sacerdotes a las (cerca de) 20 mil gargantas -20 mil sudores fanáticos- asistentes. Y a cada gesto suyo, a cada gracias pronunciado, la masa respondía con el furor de un mar. El copal, la coreografía de los danzantes invitados, la sobria y muy lograda escenografía de cientos de velas prendidas, aunada a un espléndido juego de luces, recibieron el eco de miles de encendedores entre el público, al grito de: “¡México, México! La chaviza pedía constantemente viejas canciones, se dejaba emocionar por las nuevas y por las imágenes proyectadas en las pantallas gigantes; surgió una rechifla enorme cuando al son de “Las ratas no tienen alas” aparecieron personajes de la política nacional como dignos ejemplos de enemigos del pueblo… 
Mucho más que aceptación: se prolonga el éxito de la trayectoria de los Caifanes, que los había llevado a participar en la gira Womad por toda Europa, al lado de músicos de la talla de un Peter Gabriel, y a abrir el concierto de los Rolling Stones en México. Los Jaguares inician su nueva historia con un álbum que desde su preventa se convierte en trofeo: reciben un doble disco de Oro por 200 mil copias vendidas en México. Parece que están decididos a dar el gran salto con un álbum y un videoclip (Detrás de los cerros) creados bajo la guía inteligente de un productor internacional de primera talla: Don Was, quien también tocó el bajo, con singular alegría, en los conciertos. 
¡Deseamos a los Jaguares la mejor de las suertes en nueva etapa! 

En el concierto participaron también 
Paco Cortina: Teclados 
Leonardo Sandoval: Percusiones 
Don Was: Bajo 
El Flaco Jiménez: Acordeón 
Cecilia Toussaint: Coros 

Jaguares son 
Saúl Hernández 
Voz y guitarra (perteneció también a In Memoriam, Frac, Las Insólitas imágenes de Aurora) 
Alfonso André 
Batería (ha pertenecido también a Las Insólitas… y actualmente a La Barranca) 
Federico Fong 
Bajo 
José Manuel Aguilera 
Guitarra (perteneció también a Sangre Azteca, es actual líder de La Barranca y ha colaborado con Jaime López y Steven Brown, entre otros).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Corrección, Paco Cortina Teclados
Leonardo Sandoval Percuciones.

Bitácora del Auditorio Nacional dijo...

Gracias por tu comentario.
Ya está la corrección.
¡Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.