viernes, 13 de septiembre de 1996

Jaguares: ¿Los mismos o diferentes?

El equilibrio de los Jaguares / 13 y 14 de septiembre, 1996 / 
Dos funciones / 2:00 hrs. de duración / 19,606 asistentes 

Caifanes muere de manera natural. Se disuelve como aquellos amores que van decayendo y un día “sólo pasa el aire” entre sus protagonistas. Y la culpa no es de nadie, es sólo la vida que llama a otra parte. Porque los Caifanes mueren para renovarse, de sus pasos nacen Jaguares, de su imagen urbana, una selvática, más idílica, más de los 90; con preocupaciones más cercanas a la naturaleza, a la magia, a lo primitivo y lo desconocido que llevamos todos dentro; con una búsqueda sincera e interesantes fusiones de símbolos y sonoridades, algunas del México profundo (integran, por ejemplo, unos cánticos grabados en la calle en Durango). 
Sin embargo, la pregunta surgió natural durante los conciertos del Auditorio Nacional: ¿de verdad son tan diferentes los Jaguares de los Caifanes? El público (que nunca se equivoca) gritaba, entre confundido y alegre ambos nombres: “…guares, …guares, Jaguares…Caifanes…fanes, …fanes!” Celebraba la novedad sin dejar de señalar la evidencia de que siguen siendo, por así decirlo, el mismo jaguar revolcado: porque siguen Alfonso y Saúl (este último, líder y alma de ambos grupos y autor de la mayoría de los nuevos temas) y porque, al fin y al cabo, decidieron seguir tocando el material de Caifanes con los nuevos integrantes. Hubo quien extrañó la presencia del antiguo guitarrista Alejandro Marcovich, pero también se celebró la calidad y virtuosismo de J. Manuel Aguilera y la presencia, en los coros, de otra estrella del rock mexicano: Cecilia Toussaint. Al final, es que la creatividad roquera pueda seguir su curso y los conflictos internos hayan cesado, que el silencio discográfico de dos años y el mutismo de un año que le impusieron tres operaciones de la garganta a su vocalista, hayan terminado. 
De cualquier manera, se llevó a cabo el bautizo con pompa y circunstancia: el líder cantante llamó sacerdotes a las (cerca de) 20 mil gargantas -20 mil sudores fanáticos- asistentes. Y a cada gesto suyo, a cada gracias pronunciado, la masa respondía con el furor de un mar. El copal, la coreografía de los danzantes invitados, la sobria y muy lograda escenografía de cientos de velas prendidas, aunada a un espléndido juego de luces, recibieron el eco de miles de encendedores entre el público, al grito de: “¡México, México! La chaviza pedía constantemente viejas canciones, se dejaba emocionar por las nuevas y por las imágenes proyectadas en las pantallas gigantes; surgió una rechifla enorme cuando al son de “Las ratas no tienen alas” aparecieron personajes de la política nacional como dignos ejemplos de enemigos del pueblo… 
Mucho más que aceptación: se prolonga el éxito de la trayectoria de los Caifanes, que los había llevado a participar en la gira Womad por toda Europa, al lado de músicos de la talla de un Peter Gabriel, y a abrir el concierto de los Rolling Stones en México. Los Jaguares inician su nueva historia con un álbum que desde su preventa se convierte en trofeo: reciben un doble disco de Oro por 200 mil copias vendidas en México. Parece que están decididos a dar el gran salto con un álbum y un videoclip (Detrás de los cerros) creados bajo la guía inteligente de un productor internacional de primera talla: Don Was, quien también tocó el bajo, con singular alegría, en los conciertos. 
¡Deseamos a los Jaguares la mejor de las suertes en nueva etapa! 

En el concierto participaron también 
Leonardo: Teclados 
Paco Cortina: Percusiones 
Don Was: Bajo 
El Flaco Jiménez: Acordeón 
Cecilia Toussaint: Coros 

Jaguares son 
Saúl Hernández 
Voz y guitarra (perteneció también a In Memoriam, Frac, Las Insólitas imágenes de Aurora) 
Alfonso André 
Batería (ha pertenecido también a Las Insólitas… y actualmente a La Barranca) 
Federico Fong 
Bajo 
José Manuel Aguilera 
Guitarra (perteneció también a Sangre Azteca, es actual líder de La Barranca y ha colaborado con Jaime López y Steven Brown, entre otros).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.