miércoles, 12 de junio de 1996

Carmen: Cuchillada del destino


Foto: Colección Auditorio Nacional

Ópera-concierto de gala / 12 de junio, 1996 / 
Función única / 2:00 hrs. de duración / 5,872 asistentes

El destino del autor de la ópera Carmen es tan trágico como el de su propia trama y como el de tantas obras maestras del arte universal: fue un rotundo fracaso en la vida de su autor. Se dice que, así como el personaje de Don José mata a Carmen, Carmen mató a Bizet, su creador: la tristeza ante el rechazo y la incomprensión de su época lo hizo enfermar y morir tan sólo tres meses después del estreno en París, en 1875. Tachada de inmoral, obscena y carente de sentido teatral, es hoy (¡qué gran ironía!) una de las óperas predilectas en el mundo entero.
Verdadera cuchillada del destino, (¿o embrujo gitano?) porque con Carmen, Georges Bizet había alcanzado la cima de su arte, misma que fue borrando poco a poco el recuerdo del resto de su obra, con excepción de la ópera La Arlesiana (de la que hoy sólo se escuchan dos suites orquestales), la obertura Patria, las suites para orquesta Roma y Juegos de niños, la Sinfonía en Do y otras óperas, muy convencionales y poco tocadas: Los pescadores de perlas (1863), La linda muchacha de Perth (1867) y Djamileh (1872). Es como si toda su vida hubiera servido para preparar un golpe de inspiración llamado Carmen. Y es que dentro del repertorio universal es una obra realmente inigualable, y perfecta: dramáticamente redonda y entretenida (no le sobra ni media nota); musicalmente magistral (la orquestación es deliciosa); líricamente incomparable, por su sensualidad, su belleza solar, (es una fina pintura de Sevilla), su vigor. Tiene la fuerza de una tragedia griega y de un ritual o una corrida de toros: la pasión se desencadena desde el primer acto con una estocada –la puñalada que Carmen le da a una compañera de la fábrica de tabaco-, va creciendo en intensidad y finaliza con un sacrificio. El espectador se ve arrastrado por ese éxtasis pasional y expuesto sin descanso, a toda clase de sentimientos gitanos (amor, odio, celos, rivalidad, desprecio, seducción, superstición y muerte), que mucho habrán asustado al decimomónico público de las salas de concierto. Pero Carmen es ante todo un hermoso canto a la vida, al amor y a la libertad.
Por esa belleza y por su gran popularidad, Carmen fue la obra seleccionada para este evento de beneficencia en apoyo al Proyecto Niños en la Calle, organizado por el Consejo de Desarrollo Social de la Ciudad de México, A.C. y el Gobierno del D.F., con la participación voluntaria del célebre director de orquesta Enrique Bátiz, y dos agrupaciones creadas para la ocasión: la Filarmónica Nacional (con 60 de los mejores elementos de la Sinfónica del Estado de México y de la Filarmónica de la Ciudad de México) y el Coro Mixto (con integrantes de diversos coros nacionales). A pesar de que no se trató de una puesta en escena, sino de la ejecución de la partitura musical, se logró una magnífica interpretación gracias al profesionalismo de los artistas mencionados, una hermosa intervención del Coro de Niños de la Schola Cantorum de México y , sobre todo, el talento vocal de los solistas invitados, quienes ofrecieron una verdadera muestra del mejor bel canto. El espectáculo se amenizó con juegos de luces, la proyección de imágenes de otras puestas en escena de la ópera (en pantallas panorámicas) y con la espléndida presencia en vivo de una bailaora.

Foto: Colección Auditorio Nacional


Retrato parlante
Nombre artístico: Georges Bizet
Verdadero nombre: Alexandre César Léopold
Nacimiento: París, 1838
Muerte: Bougival, cerca de parís, 1875 (¿Se imaginan qué otras maravillas hubiera escrito de no morir a los escasos 37 años?)
Obra maestra: Carmen, ópera en cuatro actos, basada en la hermosa novela del escritor francés Prosper Merimée. El libreto es de Meilhac y Halévy (sí, el papá de su mujer). Trata, a grandes rasgos, de un fatal trío amoroso que se desencadena entre la joven gitana Carmen, Don José (soldado) y Escamillo (famoso torero), del cual ninguno de los tres saldrá victorioso. Carmen seduce primero a Don José y ambos se enamoran; pero decepcionada por su carácter débil y su falta de espíritu de aventura, lo desprecia y seduce a Escamillo. Don José trata desesperadamente de recuperarla, pero ante el orgullo implacable y el despecho de Carmen, la mata y se entrega a la justicia.

Intérpretes
Carmen (Mezzo-soprano)
Kate McCarney (Irlanda)
Don José (Tenor)
Michael Preston Roberts (Gran Bretaña)
Micaela (Soprano)
Violeta Dávalos (México)
Escamillo (Barítono)
Luis Girón May (Guatemala)
Morales (Bajo)
Luis Cansino (España)
Zúñiga (Bajo)
Noé Colín (México)
Frasquita (Soprano)
Graciela Díaz (México)
Mercedes (Mezzo-Soprano)
Grace Echauri (México)
Remendado (Tenor)
Mario Hoyos (México)
Dancairo (Barítono)
Alfredo Daza (México)
Bailaora: Margarita Gordon (México)
Director-Concertador: Enrique Bátiz
Orquesta Filarmónica Nacional
Coro Mixto de la Filarmónica Nacional, reunida especialmente para este evento.
oro Niños de la Schola Cantorum de México.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.