miércoles, 1 de mayo de 1996

Lucero: Siempre contigo

Foto: Colección Auditorio Nacional

1 y 4 de mayo, 1996 / Dos funciones / 2:00 hrs. de duración / 18,096 asistentes 


La charra consentida 

Lucero, desde que era Lucerito (de los 10 hasta que se convirtió en mujer), ha sido de las artistas más consentidas del amplio público que gusta de escuchar baladas románticas y rancheras, y seguir paso a paso las historias rosas (negras también) que atrapan la mirada de miles de personas diariamente en las pantallas de televisión… Después de su actuación en una de ellas, con el papel de unas trillizas que le valió Premio Eres como Mejor Actriz 1996, decidió dedicar el resto del año al canto: con una extensa gira de conciertos por el interior de la República, E.U., América Latina y, por supuesto, en el Auditorio Nacional. 
Los conciertos que ofreció en este recinto fueron, como en años anteriores, un éxito rotundo. Con una escenografía muy sencilla y sofisticados juegos de luces, llevó a su público a través de un recorrido antológico de los éxitos logrados en sus 16 años de carrera, mostrando sus diferentes estilos: la balada romántica moderna, los temas que ha interpretado en películas y telenovelas, la canción vernácula con la que se ha convertido en una joven charra de mucho éxito, covers gruperos de Bronco o Los Bukis y hasta los radicales y folclóricos macarenazo y gallinazo, acompañada del Mariachi 2000 de Cutberto Pérez. 
El repertorio no varió mucho del año pasado a éste (con excepción de algunos nuevos temas), pero la que sí cambió fue Lucero, quien estaba más guapa que nunca, porque se le notaba a leguas, o más bien no dejaba de mostrarlo e incluso de hablar de ello: “lo bonito es cuando uno tiene a quién dedicarle estos temas… Sin darse cuenta, uno pasa la vida sin saber que el amor está allí, a la vuelta de la esquina”. Y ese día lo tenía enfrentito, en tercera o cuarta fila, un hombre llamado Manuel Mijares con quien, desde muy jovencita, había trabajado en cine… y ahora, era su “Rey de mi vida”. Hacia el final del concierto ocurrió el desenlace que todo mundo esperaba ansiosamente: ella lo llamó a cantar al alimón “Cuatro veces amor”, él aceptó, a pesar de que tuvo que subir al escenario ayudándose de un bastón, pues estaba recién operado de las rodillas… Ella lo anunció como “el mejor cantante del mundo” y demostraron su amor en público y a todo color con un tierno y tímido beso, un amor que es como de telenovela, entre dos exitosos de la canción, dos grandes consentidos… El enamoramiento, sin embargo, no amainó los comentarios picarones y las reflexiones de Lucero acerca de los hombres, ni su habitual defensa de las mujeres: “no entiendo por qué si las mujeres somos tan buena onda, los hombres son tan gachos. Nosotras damos todo siempre y ellos no dan nada…” Y, tal vez para aclarar que en su historia eso quedó atrás, luego dijo: “con María Paula (una de las trillizas que interpretó en su telenovela) me desquité de todos los hombres”… Cálidas risas de sus incondicionales aprobaron la rectificación. 

Foto: Colección Auditorio Nacional


Retrato parlante 
Nombre: Lucero, antes Lucerito 
Apodos y distintivos: Lucero de México, Novia de América (antes se le otorgó a Libertad Lamarque) 
Nacimiento: 29 de agosto de 1969, en México, D.F. 
Padres: Lucero León y Antonio Hogaza 
Hermano: Antonio 
Lecturas favoritas: El Principito, Juan Salvador Gaviota, La dama de las Camelias

1 comentario:

MarcoMexico dijo...

Wow qué hermosos recuerdos, justo hoy hace 20 años que estuve ahí, viendo a Lucero en concierto por segunda vez. Lo recuerdo perfectamente!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.