martes, 26 de marzo de 1996

Carmina Burana de Carl Orff: Canto por la vida

Foto: Colección Auditorio Nacional

26 y 27 de marzo, 1996 / Dos funciones / 1: 30 horas de duración / 13, 313 asistentes 

La fuerza de Orff y Saint-Saens 

Al igual que en años anteriores, el DDF junto con el Consejero de Desarrollo Social de la Ciudad de México y la Filarmónica de la Ciudad de México, han organizado un concierto en beneficio de la red hospitalaria del Distrito Federal; en esta ocasión, para el Hospital Pediátrico de la Delegación Iztacalco que atiende a niños de la calle y personas de bajos recursos. Las obras elegidas para el programa cumplen a la perfección el cometido de levantar un canto por la vida, ambas brillantes, desbordantes, llenas de energía y hedonismo: la Bacanal de la ópera Sansón y Dalila de Camille Saint-Saens, notable entre las favoritas del repertorio sinfónico, y Carmina Burana de Carl Orff, una de las más populares de la música de concierto, verdadero hit entre los clásicos. 
El éxito de esta última se explica por su sencillez armónica y su impactante impulso rítmico (la sección de percusiones requiere de cinco ejecutantes), por su sensualidad pagana y salvaje abandono, que atrapan de inmediato la atención del espectador. De hecho es una idónea introducción a la música de concierto, en especial para aquellos que se encuentran este género aburrido o demasiado serio… El efecto único que logra Carmina Burana se debe también a esa mezcla de canto, recitativo, voz hablada, música y movimiento que Orff buscaba y concebía como “espectáculo total”. Por otro lado, los temas que toca son sumamente atractivos y tan antiguos como contemporáneos: canciones de amor, de taberna, sobre los vicios del juego y la glotonería, confesiones pecaminosas y una letanía casi religiosa a la Fortuna… 
En el concierto ofrecido en el Auditorio Nacional la obra se interpretó a manera de oratorio, sin el usual apoyo de una compañía de danza, lo cual puede explicar la baja asistencia del público al evento con respecto a otros años. Sin embargo, la interpretación de 250 músicos en escena fue imponente y de muy buena calidad: se recurrió al apoyo de hermosos juegos de luces, efectos especiales y pantallas gigantes que acercaban los rostros de los artistas… Contamos con la presencia de tres solistas mexicanos de gran solidez: la soprano Conchita Julián, el contratenor Héctor Sosa y el barítono Arturo Barrera; los dos últimos, así como el Coro Polifonía y el conmovedor Coro de Niños de la Schola Cantorum de México, son ya veteranos en la ejecución de esta obra maestra que podemos disfrutar año con año, gracias a la iniciativa de nuestros entusiastas y generosos directores de orquesta. 

Foto: Colección Auditorio Nacional


Coro de Niños de la Schola Cantorum de México 
Fundado en 1991 y dirigido por Alfredo Mendoza. Se ha ganado un sólido prestigio en el medio musical nacional y participa constantemente en conciertos sinfónicos corales y operísticos. También ha ofrecidos numerosos recitales que abarcan un repertorio que va desde el renacimiento hasta el siglo XX, incluyendo una producción propia: Amahli y los visitantes nocturnos de Gian Carlo Menotti. Ha grabado ya siete discos con diversos grupos y orquestas: Naranja dulce, limón partido, Libre Vermell, Encuentro de dos mundos, México Barroco, Puebla I y II, Cantemos juntos, Navidad desde México. 
Premio Especial del Festival de Coros de Niños Golden Gate (1995) y de La Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música (1992). 

La Filarmónica de la Ciudad de México 
Nació en 1978, tiene grabados más de 30 discos, en su mayoría obras de compositores mexicanos. Ha tenido los siguientes titulares: Fernando Lozano, Enrique Bátiz, y Luis Herrera de la Fuente. Este año, Lozano retoma la batuta… Algunos artistas invitados y directores huéspedes: Leonard Bernstein, Narciso Yepes, Janos Starker, Jon Vickers, Plácido Domingo, Renata Scotto, Sherill Milnes, Gary Karr, Isaac Stern, Samuel Ashkenazi… 

Programa 
Camille Saint-Saens 
Bacanal de la Ópera Sansón y Dalila 
Carl Orff 
Carmina Burana 
Fortuna Imperatrix Mundi (Fortuna Emperatriz del Mundo) 
I: Primo vere (En la primavera) 
Uf Dem Anger (Sobre la hierba) 
II: In taberna (En la taberna) 
III: Cours d’amour (La Corte de Amor) 
Blanzifor et Helena 
Fortuna Imperatrix Mundi 

Intérpretes 
Filarmónica de la Ciudad de México 
Director: Fernando Lozano 
Soprano: Conchita Julián 
Contratenor: Héctor Sosa 
Barítono: Arturo Barrera 
Coro Polifonía 
Director: Alfredo Domínguez 
Coro de Niños de la Schola 
Cantorum de México 
Director: Alfredo Mendoza
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.