jueves, 16 de noviembre de 1995

Fobia : Amor chiquito

Foto: Colección Auditorio Nacional


16 de noviembre, 1995 / Función única / 1:40 hrs. de duración / Asistentes: 6, 849 


Y como dice el dicho, “más vale paso lento que dure y no trote que canse”… ya era hora de que una de las mejores bandas del rock mexicano pisara el escenario del Auditorio Nacional. Como buenos rebeldes, no se lo habían propuesto; sólo hacían la música que necesitaban hacer y decían lo que necesitaban decir como representantes de una juventud claramente urbana. Pero todos empiezan así, con un idealismo exacerbado. Este concierto, acertadamente promovido por su manager, sin duda cambiará la historia de Fobia de ahora en adelante: habrán dado un paso hacia una proyección más amplia que los hará crecer y en la que ojalá puedan seguir siendo quienes son en esencia. 
Fobia se llaman por el sentimiento de rechazo que varios de sus integrantes experimentaron por la escuela: nacieron de un alarido de rebeldía, de un deseo de encontrar una identidad sincera. Y sus comienzos subterráneos fueron el reflejo de lo mismo: juventud, caos y libertad. Y poco a poco han ido puliendo su trabajo o como quien dice, madurando: en su último álbum Amor Chiquito, y después de casi ocho años de existencia, han logrado ser más sencillos, menos ruidosos, más acertados, también más melódicos. Y el tema es el amor, “en sus más variadas formas, ya se a la mujer o a la Patria”… amor travesti o amor virtual…”. Sin embargo, el mayor éxito de este concierto (el que abrió y…tuvo que cerrar…) es nuevamente un tema de rebeldía, pero una rebeldía muy interesante en su planteamiento, un mensaje que confirma una vez más el papel importante que los grupos de rock pueden jugar en la toma de conciencia de problemas sociales, un mensaje que funciona para la juventud en muchos rincones del planeta en estos momentos: “Revolución, lo que hace falta es una revolución. Y proponemos una revolución sin manos… Y no tenemos que ser amigos ni hermanos, sólo tenemos que cambiar nuestra manera de ser y de pensar…”. Ellos mismos nos lo explican: “Es completamente antiviolencia. El nuestro es uno de los países más buenos y más completos del mundo, sólo falta que cada uno de nosotros trabaje por el bien común. La exhortación es a hacer una revolución de pensamiento, de que mejoremos cada uno de nosotros; no necesitamos un héroe que nos salve a todos, sino 90 millones de héroes que se salven a sí mismos”.

Foto: Colección Auditorio Nacional
Además de la presentación de su nuevo álbum (el número cuatro), Fobia ofreció lo mejor de su aún breve producción. Entre los miles de fans con que ya cuentan y que corearon de principio a fin todas las rolas, se encontraba parte de la comunidad del rock mexicano que se dio una emotiva y solidaria cita para apoyar a sus “colegas”: miembros de Víctimas del Dr. Cerebro, Azul Violeta, La Castañeda, Maldita Vecindad, La Lupita, Ansia, Los Necios y algunos ex Amantes de Lola y ex Caifanes. Fobia les dedicó la canción “Plástico” e invitó a Hugo (vocalista de Azul Viioleta) y a “El Abulón” (vocalista de Víctimas del Dr. Cerebro) a cantar “Fiebre” y “Mira Teté”, respectivamente. Mientras, en la gran pantalla de fondo y en las dos laterales se proyectaban imágenes coloridas que nos recordaron que este grupo ha sido denominado “neo-sicodélico”, tal vez por su rebeldía, por su look y porque recoge y entrelaza una gran diversidad de estilos en un sonido a veces estridente e incluso agresivo (punk, rap) y a veces más suave (balada, bossa nova, etc). A pesar de sus influencias, tiene un sabor propio, energético y también muy mexicano, lleno de humor (muchas veces irreverente) y de ingenio. 

Canciones interpretadas 
Revolución sin manos 
Vestida para matar 
Fiebre 
Descontrol 
Hipnotízame 
Sin querer 
Puedo rascarme solo 
Maten al D.J. 
Plástico 
Veneno vil 
Regrésame a Júpiter 
Miel de escorpión 
Casi amor 
Los cibernoides 
Mira Teté 
El microbito 
El diablo 
Vivo 
La perra policía 
Sigue el cumpleaños 
El crucifijo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.