martes, 26 de septiembre de 1995

Un paseo por las nubes: Estreno de cine


Foto: Colección Auditorio Nacional

26 de septiembre, 1995 / Función única / 110 min. de duración / Asistentes: 5,000 

El título lo dice todo. Se trata de una historia en donde la realidad y la magia se entremezclan, en esa suerte de “realismo mágico” que Alfonso Arau ya había experimentado con gran éxito en Como agua para chocolate. Resulta sorprendente la reacción del público ante los melodramas que intentan valorar y exaltar la fuerza del amor: hay quienes vuelan de gusto (se dejan pasear por las nubes), pero hay quienes saltan como ante una substancia tóxica y de inmediato pronuncian la palabra “cursi”. Lo curioso es que sean tan frecuentes esas reacciones nerviosas ante las explosiones de los sentimientos y que nadie proteste ante la exhibición de la violencia… ¿Fenómeno de la época? Parece que preferimos grandes dosis de realismo crudo, como si ya no quisiéramos “ilusionarnos”: ¿no será un signo, justamente, de que estamos un tanto desilusionados? 

Se puede reprochar a la película de Arau, como lo ha hecho la crítica, cierto descuido en detalles y en la resolución del final, que pueden mermar un poco nuestra credibilidad, pero no se le puede pedir lo que no pretende: una lógica realista. Porque es un cuento, una gran fábula de amor, en la que se vale vivir y soñar al mismo tiempo, estar en dimensiones distintas simultáneamente. El gran mérito de la película es justamente el poder de su mensaje: ofrece una visión refrescante de la vida de los latinos (en este caso, una familia mexicana) en E.U. Se atreve a rescatar los valores (no muy de moda) de la familia, el arraigo a la tierra, el sentido de pertenencia, la vida en armonía con la naturaleza, los rituales, la vida comunitaria, el trabajo, el amor de la pareja, hasta la cocina como centro de la vida familiar… Y lo logra a través de una gran belleza estética (gracias, en gran medida, al arte de Emmanuel Lubezki), de una ambientación mágica que nos atrapa y varias escenas que son verdaderos himnos a la vida, al amor y a la sensualidad. Además cuenta con la pasión de excelentes actores: algunos ya veteranos, como Anthony Quinn y Giancarlo Giannini quienes lucen en lo mejor de su talento; la española Aitana Sánchez-Gijón, toda una luminosa revelación, haciendo un dueto muy emotivo con el famoso, y aquí tierno, Keanu Reeves; y dos de las mejores actrices de México, Evangelina Elizondo y Angélica Aragón… Cuenta también con grandes nombres de la cinematografía en casi todos los rubros, como los productores David y Jerry Zucker, quienes compraron los derechos de la película italiana de Alessandro Blassetti Cuatro pasos por las nubes (1942) en la cual se basó esta historia. 
¡Bravo por nuestro realizador Alfonso Arau!, quien a los 63 años empieza, por fin, a cosechar el éxito que tanto le ha costado –junto con su consecuente abundancia: tan sólo en E.U., la película recaudó más de 20 millones de dólares en tres semanas- y que supo festejar su estreno como era debido, al estilo Hollywood, en una gran noche de gala. Estuvieron allí presentes, el director general de la distribuidora 20th Century Fox y varios de los actores, a quienes el público aplaudió de pie al finalizar la proyección: el gran Giannini, Evangelina Elizondo y Angélica Aragón. Arau llegó acompañado de una amiga, que resultó la sensación del evento –irónicamente, pues no tuvo nada que ver con la película y ocupó las [ partes de la prensa al día siguiente- una de las, ya también veteranas sex symbols del cine norteamericano: Raquel Welch. Además, esa noche fue de lluvia torrencial y dicen (para no dejar la magia) que… ¡trae buena suerte!
Foto: Colección Auditorio Nacional


ELENCO 
Paul Sutton, el soldado: Keanu Reeves (Speed, El pequeño Buddha) 
Victoria Aragón, la joven mexicana: Aitana Sánchez-Gijon (actriz española de teatro, cine y TV) 
Don Pedro Aragón, abuelo de Victoria: Anthony Quinn (aunque no necesita presentación, lo recordamos mucho por Zorba el griego) 
Alberto Aragón, padre de Victoria: Giancarlo Giannini (famoso por las películas de Lina Wertmuller Swept Away, Seven Beauties…) 
María José Aragón, madre de Victoria: Angélica Aragón (Pueblo de madera), Novia que te vea) 
Guadalupe Aragón, abuela de Victoria: Evangelina Elizondo (empezó su carrera haciendo la voz de Cenicienta de Walt Disney / Días de otoño) 
Pedro Aragón Jr. :Freddy Rodriguez (joven actor de Chicago, E.U). 
Betty Sutton, esposa de Paul Sutton: Debra Messing (actriz de teatro de Nueva York, E.U., es su primera película).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.