viernes, 5 de mayo de 1995

Marco Antonio Solís y Los Bukis: Por amor a mi pueblo

Foto: Colección Auditorio Nacional

5 y 6 de mayo, 1995 / Dos funciones /  2:30 hrs. de duración / Asistentes: 16, 678 

¿Por qué el impactante fenómeno de la “onda grupera” desde hace unos años, y en rincones de todo el mundo? ¿Será que es música con tintes regionales, que reivindica la expresión sencilla del pueblo, rescata lo cotidiano y los valores de la gente? ¿O será, simplemente, que el mundo está descubriendo el sonido cumbiero y la tambora, y adoptándolo como “patrimonio universal”, de la misma manera que ocurrió, por ejemplo, con la música brasileña en los años 60? ¿Será que canadienses, europeos o japoneses disfrutan de un sonido nuevo que les resulta refrescante? Para las comunidades latinas, se ha convertido sin duda, en una importante bandera de identidad. 

Los Bukis son una auténtica familia musical, oriunda de Ario de Rosales, Michoacán. Marco Antonio tenía sólo 12 años de edad cuando formó, junto con Joel el dúo “Los Hermanitos Solís”. Unos años más tarde, en 1975, desarrollaron el concepto de Los Bukis y crearon su primer disco, Falso amor. El sencillo “Tu cárcel”, fue su primer hit y el comienzo de todo un estilo de hacer música del que derivaron cientos de grupos imitadores en México, E.U., Centro y Sudamérica. 
Con ya 20 años de existencia, “sus majestades” Los Bukis festejaron, en el Auditorio Nacional, la salida de su 16vo. Álbum, y la llegada de tres nuevos integrantes al grupo. Como quien dice, “nuevo” grupo, vida nueva; y nuevo material, más fresco y maduro, más sentimental: “…con “Por amor a mi pueblo” creí necesario ofrecer un tipo de letras que tuvieran un mensaje positivo. En la actualidad hay una crisis de valores, además de la económica. Y hay que rescatar esos valores, sobre todo los familiares”, nos dice Marco Antonio Solís, creador de casi todas las letras (en este disco, la que lleva el título del álbum es de Manolo Marroquín). Los 12 nuevos temas hablan del amor en sus diferentes formas, incluido el amor divino, el amor a la madre (“Te amo, mamá)”. Y es interesante saber cual fue su motivación: “…La verdad es humildad, sinceridad, sufrimiento, dolor alegría, ilusiones…todos estos sentimientos invisibles son parte de lo más visible: el amor, mi máxima fuente de inspiración” dice el llamado Buki Mayor.

Foto: Colección Auditorio Nacional

Una vez más conquistaron a su público con ese ritmo “caliente” que los caracteriza y que tiñe de un sabor especial tanto a cumbias, huapangos, polkas, etc., como a baladas románticas y boleros. Y una vez más Marco Antonio, vestido de blanco, abrió los corazones de sus seguidores con su inconfundible voz y estilo, con sus frecuentes comentarios y su buen humor (que también Joel compartió) y con el nuevo tinte social de sus canciones: “…nos dimos cuenta de que ya es tiempo que la música no sólo sea para bailar y cantar. Es nuestro deber comunicar con ella todo lo bueno y lo malo que vemos a nuestro alrededor como es la destrucción y la violencia […] está en nuestras manos terminar con ella”. 

TRIVIA 
Más opiniones y gustos personales del intérprete, compositor arreglista y productor, Marco Antonio Solís: 
“Para mí, la necesidad de meditar es ineludible, por la vida tan agitada que se lleva en este medio, y cuando lo hago, trato de llegar a lo más íntimo de mi ser y autoconfesarme de forma lenta”. 
“De ninguna manera [aspira a un puesto político], la verdad es que me da miedo. Pero definitivamente lo mío es la música. Estoy consciente de mi poder de convocatoria pero prefiero seguir utilizándola para reunir al público en los bailes populares y, a cambio, darles un poco de diversión”. 
Por amor a mi pueblo ganó un Disco de Oro en 1995.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.